Política y Sociedad Entrevista al portavoz de Sanidad del PSOE en la Asamblea de Madrid, José Manuel Freire

La aprobación de la PNL para la reversión del H Villalba a gestión pública “es un mandato claro”

Este jueves, 17 de septiembre, se produjo la aprobación, en la Asamblea de Madrid, de la Proposición No de Ley (PNL) del Grupo Parlamentario Socialista (PSOE) en la que se insta al Gobierno de la Comunidad de Madrid a renegociar el contrato de concesión de la atención especializada de la zona de referencia del Hospital de Collado-Villalba, con el objeto de revertir su gestión al Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), integrándola con la del Hospital Universitario de Puerta de Hierro-Majadahonda y del Hospital de El Escorial. Sobre la misma, y los nuevos aires que se respiran en el foro de debate político madrileño, ha conversado Acta Sanitaria con el portavoz de Sanidad de esta formación política en la Asamblea de Madrid, José Manuel Freire, que se muestra “muy satisfecho” por la luz verde otorgada a la propuesta socialista. A su juicio, “que no sea legal, previo mandato legal, no significa que no tenga su fuerza política”.

José Manuel Freire

José Manuel Freire

Acta Sanitaria (AS).- La aprobación de esta PNL le producirá una gran satisfacción, ¿no?

José Manuel Freire (JMF).- Muy satisfecho porque era una decisión importante. Demostraba que las Elecciones del mayo pasado, aunque no han traído un cambio de Gobierno, han traído un cambio en la relación de poder en la Asamblea muy importante y que va a cambiar las cosas.

AS.- ¿En qué se traduce esta decisión de la Asamblea de Madrid? Hay que recordar que no es vinculante.

JMF.- Esta aprobación, en primer lugar, significa que la mayoría de los representantes de los ciudadanos de Madrid confirman la trayectoria de lucha para que la Sanidad pública no sea fagocitada a la comunidad autónoma por planteamientos neoliberales. En segundo lugar, es un mandato, si bien no legal, pero democrático y claro, al Gobierno de la comunidad autónoma para actuar en el sentido de que la gestión de la atención sanitaria de la población atendida por ese hospital vuelva a ser de responsabilidad pública. Que no sea legal, previo mandato legal, no significa que no tenga su fuerza política, en un contexto en el que la señora presidenta de la Comunidad de Madrid es presidenta por un voto de diferencia. No tiene un pacto de Legislatura, sino que tiene un pacto de investidura, osea, tiene el voto para ser presidenta pero no una garantía y, por lo tanto, por responsabilidad democrática, como por interés propio político, tarde o temprano, de una u otra forma, ha de hacer caso al mandato que ayer recibió de la Asamblea.

AS.- ¿Le sorprendió la abstención de Ciudadanos? ¿Y el firme discurso de su portavoz en Sanidad, Daniel Álvarez?

JMF.- El discurso del portavoz de Sanidad de Ciudadanos, Daniel Álvarez, es un discurso, yo creo que sólido. Fue, realmente, leerle la cartilla a la política territorial del Partido Popular en relación con los nuevos hospitales. En ese sentido, me sorprendió la abstención porque lo lógico y coherente con su discurso, igual que con algunas manifestaciones, por ejemplo, del líder de Ciudadanos en periodo preelectoral, hubiera sido votar sí a la proposición. Eso hubiera sido lo lógico y coherente con su discurso, por eso me sorprendió que se abstuviera, pero ciertamente, damos la bienvenida a esa abstención que hizo que la proposición se aprobara y estoy feliz. Comparto el discurso de lo que es la crítica a la ausencia de planificación sanitaria en Madrid y a las repercusiones negativas, por eso pienso que hubiera sido nocivo que votaran que no a nuestra propuesta, pero estoy muy satisfecho con su abstención. La valoro y agradezco.

AS.- ¿Cree que el voto en contra del Partido Popular a esta PNL va en contra de las manifestaciones preelectorales en las que parecía querer dar marcha atrás con las privatizaciones?

JMF.- El Partido Popular está en proceso de transmutación en Madrid o, si se quiere, está reconfigurándose a la nueva situación de correlación de fuerzas y, realmente, no saben lo que quieren. Lo muestra, por ejemplo, el hecho de que en la lista del Partido Popular a la Asamblea de Madrid, el primer candidato que tenía experiencia y conocimiento de Sanidad iba ya por el puesto 50. El anterior portavoz, el doctor Eduardo Raboso, iba en el numero 72, y se encuentran ahora con que en la Asamblea no tienen a nadie con un mínimo de conocimiento y experiencia en política sanitaria.

Ciertamente, el actual consejero, que es una persona con buena voluntad, no tiene una trayectoria que le permita orientarse en un tema de la complejidad de lo que es los modelos sanitarios y, por lo tanto, pues sencillamente, el Partido Popular está desorientado y creo que en estos momentos lo único que le preocupa es mantenerse en el poder. Una vez que pusieron en marcha aquella idea de que “en la Sanidad hay dinero, construyamos más hospitales que nadie en el mínimo tiempo, sin saber muy bien en dónde, porqué o cómo”, pues están ahora en una situación de salvar los muebles y, sencillamente, defenderse para mantenerse en el poder. Yo no veo política sanitaria por ningún lado.

AS.- Usted es un hombre que defendió siempre la Sanidad pública, por lo que estos cambios le agradarán…

JMF.- Pues sí, es un motivo de satisfacción el que cambiara la correlación de fuerzas políticas en la Asamblea y que las propuestas que defendimos con toda energía durante la Legislatura pasada, y que iban al cesto de los papeles, ahora sean aprobadas, y permitan dar racionalidad y fortalecer la Sanidad publica en Madrid. Es una gran satisfacción, lo único es que nos queda mucho por hacer y no logramos nuestro objetivo, que es cambiar la Sanidad desde el Gobierno, al menos por el momento. Esperemos que, tras las Elecciones Generales, el paisaje político se recomponga con una perspectiva de continuidad, no con la provisionalidad actual, y podamos tener la oportunidad de, realmente, mejorar y cambiar las cosas.

AS.- ¿Cuáles son las próximas propuestas que el PSOE va a presentar en materia sanitaria en el ámbito regional?

JMF.- El estilo de oposición que planteamos en el Grupo Parlamentario Socialista y en las directrices que emanan de nuestro portavoz, Ángel Gabilondo, es hacer una oposición constructiva. Hacer una oposición constructiva y, al mismo tiempo, de valores es hacer propuestas que mejoren la vida de los ciudadanos y, en el caso de Sanidad, mejorar la Sanidad pública. En primer lugar, hicimos una propuesta, que ha sido votada también por la Asamblea, de acabar con la exclusión sanitaria en Madrid.

La segunda propuesta en Sanidad que hemos presentado a votación es también de un gran contenido simbólico, es la reversión a la gestión pública de la atención sanitaria de las 111.000 personas de la zona de influencia del Hospital de Collado-Villalba. Puede parecer poco, pero tiene una enorme carga simbólica y, además de simbólico, tiene un enorme interés para los hospitales de Puerta de Hierro y El Escorial, gravemente perjudicados por la gestión privada de este hospital. Sin embargo, se fortalecerán estos dos hospitales y mejorará la atención de toda la zona noroeste de Madrid, la atención hospitalaria, integrando este hospital en la gestión pública multihospital que proponemos. Esto es lo que hasta ahora hemos hecho, los siguientes pasos, en las siguientes propuestas, van en esta dirección y espero que tengan éxito.

 

 

 

Deja un comentario