Política y Sociedad

ENTREVISTA A MIQUEL VILARDELL, PRESIDENTE DEL COLEGIO DE MÉDICOS DE BARCELONA

Miquel Vilardell

Miquel Vilardell

Acta Sanitaria: Usted ha ostentado y ostenta cargos muy importantes, ¿qué le supone haber llegado a la presidencia de COMB, además por una diferencia tan favorable de votos?

Miquel Vilardell: Personalmente lo interpreto como un servicio que presto a mis compañeros, colegiados y colegiadas; una actitud de servicio es lo único que me puede reportar una satisfacción interna, el poder prestarles ayuda a los colegiados y colegiadas, porque el cargo en sí mismo, probablemente, significaría poco. Para mí es, simplemente, una dedicación más al servicio de mis compañeros.

A.S.:¿Será una presidencia continuista?

M.V.: Si continuidad es respetar las cosas bien hechas, positivas, que se han llevado a cabo en este Colegio durante una importante cantidad de años, evidentemente que sí. Si continuista es que te marquen las pautas y sólo haya que seguirlas, evidentemente que no; porque cada uno tiene la propia maneras de hacer y de actuar y mi forma de hacer y de estar es diferente a la de otros compañeros. Procuraré continuar y aumentar aquellas que me parecen bien hechas; las que faltan, ponerlas en marcha; y aquellas que no me gustan especialmente, trataré de eliminarlas.

A.S.: ¿Tiene algún plan establecido para el periodo de su presidencia?

M.V.: Ante todo, abrir el Colegio a todos los colegiados y colegiadas, dar la máxima información posible por una parte y, por otra, incentivar la participación de todos los colegiados y colegiadas en todos los órganos del Colegio, especialmente en las secciones colegiales. Que para distintas formas de pensar y de opinar haya foros de debate en donde expresen su opinión, el Colegio las recoja, las haga suyas y defienda los intereses para una buena práctica médica en el lugar donde haga falta. Esto es lo que voy a intentar realizar.

A.S.: El considerar la drogadicción como cualquier otro tipo de enfermedad ¿ha contado con su impulso?

M.V.: Sin lugar a dudas. Creo que el hecho de que una persona tenga una adicción determinada es un proceso, es una enfermedad y, por tanto, tenemos que prevenirla y tratarla cuando se nos pide y ahí estaremos como colegio profesional, ayudando a las personas que lo necesiten.

A.S.: El Colegio ha reconocido grupos de medicinas alternativas, siendo asignaturas que no se estudian en la facultad ¿por qué?

M.V.: Desde mi punto de vista, cualquier cosa que aparezca en el ámbito de la práctica médica realizada por profesionales médicos debe ser valorada. El hecho de que, en algunos casos, no haya evidencia científica no significa que en un futuro no se hagan estudios y se pueda demostrar su eficacia científica. Por esto potencio siempre cualquier idea, seguirla, valorarla, respetarla, pero sobre todo que estas prácticas sean realizadas por profesionales médicos, que son quienes tienen la capacidad diagnóstica y terapéutica por ley. Es muy importante darles cobertura dentro de los colegios en secciones colegiales concretas, ayudándoles a que estas prácticas cada día estén más reguladas a nivel de la docencia y contarán con nuestro soporte en este campo.

A.S.: ¿Qué destacaría de lo que piensa realizar durante su mandato?

M.V.: En primer lugar, procurar que los ciudadanos tengan la sensación de que el Colegio es el vigilante de la práctica médica correcta. Por otra parte, apoyaremos a los profesionales médicos en su actividad, a través de los gabinetes existentes de praxis médica, de responsabilidad, apoyando a los médicos que tengan problemas… Y, en segundo lugar, estar atentos a las circunstancias que hagan que la práctica médica no se realice en unas condiciones correctas. Ayudaremos a los profesionales en la etapa de la vida de prejubilación y jubilación cuando tengan problemas. Potenciaremos muchísimo los programas de protección social, así como el del médico enfermo el programa de médicos solidarios y los de cooperación junto con la sección de médicos cooperadores. También ayudaremos a aquellos profesionales que tengan ideas y que quieran llevarlas a la práctica dentro de la sociedad y para ello potenciaremos .la sección de médicos emprendedores. Y, asimismo, seremos vigilantes de todos los servicios que presta el Colegio a través de sus empresas para que ofrezcan servicios de calidad y con las máximas garantías.

A.S.:¿Qué cree que esperan los colegiados de esta institución?

M.V.: Quieren saber lo que hace el Colegio, saberlo en cada momento, y sentirse apoyados en los momentos que tienen problemas. Evidentemente, si se cumplen estas dos funciones: el apoyo del colegio y la defensa de los intereses profesionales frente a las administraciones y a los gestores, a la vez que los ciudadanos tengan la seguridad de que la práctica médica es correcta, se habrá logrado la función del Colegio y creo que los colegiados estarán satisfechos.

A.S.: ¿Cuál es el número de colegiados? ¿Se les ha preguntado alguna vez por el nivel de satisfacción que tienen respecto al Colegio?

M.V.: Hay cerca de treinta mil colegiados en Barcelona. Curiosamente, las encuestas ofrecen una valoración positiva del Colegio, lo que no significa que hayan voces discrepantes en los modelos de colegio profesional; alguien puede opinar menos servicios y más dedicación a la practica profesional, otros más reivindicaciones en el ámbito laboral… Siempre será difícil, pero debemos procurar un término medio y que exista una satisfacción media positiva.

A.S.: Nuevos avances en genética y la generalización de Internet ¿Qué aportan a la formación continuada del médico?

M.V.: Mucho. En primer lugar Internet, las tecnologías de la información, proporcionan facilidades para llegar a la información y cuando son bien utilizadas aportan formación y gran conocimiento. La formación hoy día, a través de on-line, permite que ésta se pueda realizar desde cualquier punto geográfico. Asimismo, que se puedan interrelacionar entre sí los compañeros y también con los profesores de cualquier universidad. Es un medio que facilita la formación y sobre todo la formación continuada, permitiendo conocer la opinión de otros profesionales, por tanto es positivo. Con respecto a la genética, a medida que se avance más en el conocimiento genómico y de las distintas mutaciones génicas así como intervenir en éstas, creo que será muy importante en el diagnóstico, en la prevención y también en el tratamiento de muchas de las enfermedades que hoy no tienen solución.

A.S.: ¿Desde este Colegio se puede incentivar no sólo el conocimiento, sino las habilidades y actitudes para tratar a los enfermos?

M.V.: El colegio tiene la obligación de ser vigía de la formación continuada y de la competencia de los profesionales. Esta competencia tiene que ser de conocimientos, de habilidades y de actitudes y el Colegio tiene que ayudar a la formación continuada, estar en los lugares donde se acredite esta formación y debe ser quien tenga la responsabilidad de la re-certificación o de la validación periódica de la colegiación, que es poner en evidencia que las competencias están al día en nuestros colegiados.

A.S.: ¿Desde el Colegio fomentarán la información en papel, o el medio más adecuado será Internet?

M.V.: Hoy por hoy, el papel sigue siendo fundamental en la comunicación; a la gente le gusta tocar papel, tener la revista delante, aunque, por otro lado, también Internet se va apoderando cada vez más, entrando en todos los hogares, todo el mundo ya sabe entrar en la red, por lo tanto esto es imparable y, evidentemente, los historiales tendrán que compatibilizar durante muchos años el papel con la red y al final del camino, ya veremos. Pero yo soy de los que creo que el papel existirá siempre.

A.S.: Para finalizar, ¿cree que es posible que el COMB proporcione a los colegiados y sus cónyuges un carné que les permita acceder al hospital o centro que prefieran de acuerdo con la Seguridad Social?

M.V.: Queremos emprender un programa de ayuda de médico a médico. A veces los colegiados tienen una queja porque, cuando han ejercido en un hospital durante años, llegan a este hospital y son tratados como extraños. Estamos llevando a cabo acciones para que esto no ocurra, a través de nuestro programa de protección social de la sección de médicos jubilados. Constituir una red de ayuda mutua de médico a médico, por una parte, junto con una red de trabajadores sociales para que el profesional médico que ha trabajado en un centro durante muchos años, no sea una excepción en su trato, pero sí que sea tratado de una forma correcta después de tantos años entregado a la profesión y a la propia empresa. En eso vamos a estar creando programas de ayuda.

A.S.: Por último, hábleme del “Informe Vilardell”, en estos años ¿Cuánto se ha logrado?

M.V.: Creeo que mucho, ya que, en informe que realizamos sobre la sostenibilidad, remarcábamos la importancia de los profesionales para el mantenimiento de la misma. Esto continúa siendo válido hoy. Incluso con mayor potencia, ya que sin los profesionales el sistema es insostenible. La complicidad de los profesionales y los modelos organizativos, por otro parte, son imprescindibles para el buen uso de nuestro Sistema de Salud. Estoy satisfecho del informe que hicimos y también de lo que se ha hecho en la práctica al cabo de los años. Por lo tanto el balance es positivo.

Celia Ribera

Deja un comentario