Política y Sociedad

ENTREVISTA A JUAN JOSÉ RODRÍGUEZ SENDÍN, PRESIDENTE DE LA ORGANIZACIÓN MÉDICA COLEGIAL (OMC)

Juan José Rodríguez Sendín

Juan José Rodríguez Sendín

Acta Sanitaria: Ya ha pasado el Congreso calificado de la oportunidad, y ¿ahora, qué?

Juan José Rodríguez Sendín: Más que el Congreso, lo que ha pasado es el momento de la reunión, de la convención de los representantes colegiales, pues no ha sido una convocatoria abierta, sino ceñida a quienes han sido elegidos por los médicos para representarlos. Esto no ha sido más que el comienzo, pues de las dieciséis cuestiones sometidas a debate y a votación tardaremos de seis a siete semanas en elaborar el documento final y las conclusiones. Sin duda, será un macroinforme. Y, a continuación, toca poner en escena todas esas nuevas cuestiones; se supone que los Colegios, con esa información, las someterán también a debate. Creo que hay margen para trabajarlas en cada Colegio, porque de lo que se trata es de compartir esas valoraciones realizadas a escala nacional, debatirlas y ajustarlas al ámbito colegial.

A.S.: ¿Estuvieron todos los que deberían haber estado? ¿Se echó a alguien en falta?

J.J.R.S.: La participación de los Colegios también se verá en ese informe final; y ha sido una participación muy importante, pues lo ha hecho el cincuenta por ciento de todos los posibles: en total, unos quinientos, es decir casi la mitad de los convocados. En cuanto a la distribución por Colegios, los ha habido con una participación extraordinaria y otros, pocos, que no lo han hecho o muy escasamente. De todos modos, todo se reflejará en el informe final.

A.S.: Desde su punto de vista, ¿cuál sería la principal conclusión de esta convocatoria?

J.J.R.S.: Sin duda, que hay una manera nueva de buscar el consenso de la profesión, y que funciona. Un método nuevo que funciona, en el que se da voz a los elegidos democráticamente por los médicos. Hemos creado un mecanismo que nos permite discutir, co-participar y votar, sobre todo para establecer los grandes rasgos de las grandes decisiones, lo que piensa la profesión. Es un mecanismo que no es fácil, pero que ha permitido en día y medio tener dieciséis temas tratados, discutidos y acordar, básicamente, las líneas maestras mayoritarias sobre cada uno de ellos. La conclusión mayor es que hay una manera distinta de hacer participar a la gente y que, además, favorece la asistencia porque es atractiva.

A.S.: ¿Pueden establecerse diferencias entre el primer Congreso de la Profesión Médica y éste segundo?

J.J.R.S.: No han sido los únicos e, incluso, éste no debería haberse denominado congreso, pues ni se ha sometido al formato estándar de los mismos. Realmente debería haberse llamado Convención, en donde se registra una actitud activa de los participantes, que no se limitan a escuchar a unos pocos, a los ponentes. Aquí lo que se ha hecho es marcar muy bien el tema a tratar, porque hubo unas discusiones previas que ofrece la Organización; a ello se suma el conocer previamente a los participantes, que pueden constatar en qué posición se encuentran sobre el tema de referencia; y, por último, se somete a votación preguntas muy meditadas que, incluso, pueden haberse debatido en los Colegios.


Juan José Rodríguez Sendín junto a Trinidad Jiménez y Serafín Romero


A.S.: ¿Existe alguna idea predeterminada de cómo se van a traducir las conclusiones?

J.J.R.S.: No; lo que se está haciendo es transcribir todas las intervenciones y todas las respuestas que se van a vincular a los perfiles de los que las han realizado, pues no debe olvidarse que en la votación, aunque no se identifica a quien vota, sí se conoce su perfil, qué característica tiene, dónde trabaja, qué especialidad tiene, y todo eso se va a plasmar en un documento del que, a su vez, se va a sacar un informe final, que permitirá establecer unas líneas claras de síntesis, Para este trabajo en concreto nos hemos dado siete semanas, porque es necesario trasladar los datos, plasmarlos objetivamente sin más y luego, lógicamente, analizarlos.

A.S.: Con respecto a las conclusiones, ¿se quiere una potenciación de la imagen de la profesión? ¿está devaluada la imagen social de la profesión?

J.J.R.S.: Creo que no. Los médicos habitualmente nos quejamos siempre, porque siempre estamos con la insatisfacción de que no conseguimos todo lo que queremos; a nivel individual, el médico es un profesional que no está satisfecho, pero no lo va a estar nunca. No somos una profesión que mira con frecuencia hacia atrás. La profesión está mejor que nunca y así es; pero también es cierto que podía estar mejor. Creo que, globalmente, la profesión está mejor valorada que nunca, porque antes la valoración siempre se suscribía a personas concretas, a líderes de la profesión. Ahora se ha pasado a un formato distinto de prestigio, es la profesión con diferencia más prestigiada de todas y buen ejemplo de ello es la gran demanda que hay para seguir ejerciéndola.

A.S.: ¿Entonces, qué se busca?

J.J.R.S.: Por supuesto, no más prestigio, que vendrá solo; lo que buscamos es actualizar nuestros compromisos, actualizarlos frente a la propia ciudadanía. En las propias intervenciones institucionales del Congreso, en el acto de apertura y proclamación final, se insistió sobre el compromiso de mayor control de la profesión. Incluso, de cara al prestigio de la profesión consigo misma, para lo que el médico tiene que creer en la institución que le representa. Para eso lo que se puede hacer es buscar la mejor forma de participar y la mejor manera de revisar, con total transparencia, los temas que nos acucian. Se había acusado mucho tiempo a la profesión, o a la Organización, de que las posiciones frente a las grandes cuestiones eran secuestradas de alguna manera o eran manifestadas por unos cuantos, por la elite, y hemos querido romper ese planteamiento en este momento con hechos, abriendo la institución a la participación. Y se ha convocado a quienes han elegido los profesionales y, además, quienes han venido lo han hecho voluntariamente. Y otro aspecto, la mayor parte de los asistentes, el 90 por ciento, son médicos asistenciales, es decir que, además de representar a sus compañeros, trabajan todos los días con los pacientes. Eso le da valor a la profesión.

A.S.: Una última cuestión, ¿qué respaldo ha tenido el Congreso de fuera para poder sacarlo adelante?

J.J.R.S.: La verdad es que no lo hemos buscado. Incluso por cuestión de imagen pues, en esta Organización, tenemos la suerte de tener garantizada nuestra sostenibilidad y no precisar, digamos de forma fundamental, ayudas externas; es decir, la grandeza de la Organización Médico Colegial, que probablemente los médicos no lo consideren lo suficiente, probablemente porque no se reflexiona sobre ello, es que no precisa de apoyos externos para la sostenibilidad, y en consecuencia para mantener su autonomía y su independencia, lo que es muy importante para decir lo que creemos y hacer lo que debemos. Ese apoyo externo, si lo tenemos, está bien, pero no es imprescindible y de alguna manera queríamos trasladarlo a la reunión. Las entidades que nos han ayudado no tienen que ver con la práctica médica. Y lo hemos hecho precisamente para remarcar con fuerza la capacidad que podemos tener como Organización de ser autónomos e independientes, que es un valor extraordinariamente importante en los tiempos que corren.

Carlos Nicolás

Deja un comentario