Política y Sociedad Presentado por acuerdo de la Mesa de la Profesión Enfermera

El Tribunal Supremo admite a trámite el recurso de SATSE contra el RD de Prescripción Enfermera

— Madrid 14 Ene, 2016 - 11:16 am

El Sindicato de Enfermería (SATSE) ha informado de que el recurso que interpuso ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo contra el modificado, a última hora, Real Decreto de Prescripción Enfermera, algo que llevó a cabo en virtud de lo acordado por la Mesa de la Profesión Enfermera, en la que se integra junto al Consejo General de Enfermería, fue admitido a trámite.

satse_barometroSegún expone SATSE, esta instancia judicial, además, reclamó al Ministerio de Sanidad «que le remita todo el expediente administrativo correspondiente para decidir si suspende cautelarmente su aplicación». A su juicio, esta respuesta «inmediata» de la Justicia se debe valorar «muy positivamente», ya que considera que el Tribunal Supermo estima «de gran importancia» el asunto recurrido.

En relación con esta norma, que está vigente desde el día de Nochebuena, el Alto Tribunal dio también «un plazo de cinco días al Abogado del Estado para que se pronuncie sobre el recurso presentado», manifiesta SATSE, que espera «poder conocer en unos días la decisión del Supremo sobre si suspende o no, de manera cautelar, la aplicación de la vigencia del artículo 3.2 del Real Decreto».

«El recurso del Sindicato se basa en la grave inseguridad jurídica y profesional que sufrirán los enfermeros, así como por los efectos negativos que tendrá para el funcionamiento del sistema sanitario español», declara al tiempo que expone que, «hasta ahora, los enfermeros desarrollaban con cierta autonomía su actuación en materia de medicamentos sujetos a prescripción médica, actuación ésta buscada, aceptada y aplaudida dada la agilidad, seguridad y confianza que ha conferido al funcionamiento de la asistencia sanitaria».

Por último, el sindicato integrado en la Mesa de la Profesión Enfermera reitera que, en la actualidad, los profesionales de Enfermería «ya no pueden usar ni indicar un fármaco sujeto a prescripción médica si el médico no ha determinado previamente el diagnóstico y ha realizado la correspondiente prescripción para cada paciente». De cualquier forma, concluye afirmando que el objetivo es «que se negocie la modificación del artículo 3.2 para ser respetuosos con la Ley y dotar de coherencia al resto de lo regulado por el Real Decreto».

El Consejo General de Enfermería también recurre

En este contexto el Consejo General de Enfermería informa de que este miércoles, 13 de enero, también presentó ante el Tribunal Supremo un recurso contencioso-administrativo en el que solicita la suspensión del párrafo segundo del citado artículo de la norma «para evitar sus funestas consecuencias sobre la Sanidad, los pacientes y los profesionales».

La modificación del texto «supuso una traición sin precedentes a la profesión enfermera, a la soberanía popular, al Consejo de Estado y a las comunidades autónomas», continúa la corporación presidida por Máximo González Jurado, que añade que el recurso presentado «es fruto de más de dos meses de intenso trabajo de un grupo de juristas».

A juicio del Consejo General de Enfermería, «a lo largo de sus 25 páginas se lleva a cabo un análisis exhaustivo de las importantísimas y nefastas consecuencias que está suponiendo la entrada en vigor del Real Decreto en diversos ámbitos». Así, destaca entre ellas «el retraso en la atención y deterioro de la calidad asistencial a los pacientes, los inevitables conflictos entre profesionales; y la grave merma, menoscabo y restricción de los derechos y las competencias que los enfermeros ostentan por atribución legal del Artículo 79.1 de la Ley del Medicamento».

«El recurso enumera múltiples actuaciones sanitarias hasta ahora realizadas de forma exclusiva por los enfermeros en connivencia con toda la Sanidad y que, sin embargo, tras la entrada en vigor del Real Decreto, se han visto negativamente afectadas», prosigue esta institución colegial, al tiempo que declara que «se duplicarán las actuaciones y se provocará un aumento de la actividad profesional y una saturación del sistema sanitario».

Por último, el Consejo General de Enfermería manifiesta que también se recoge en el recurso «la existencia de diferentes perjuicios irreparables que se producirán si no se accede a la suspensión solicitada y, sin embargo, establece en contraposición que, en caso de sí concederse, el interés general no se vería negativamente afectado».

 

 

 

Deja un comentario