Política y Sociedad

El Tribunal Europeo de Justicia no considera patentable una invención que requiera la destrucción o utilización de embriones humanos

La sentencia de la Gran Sala del Tribunal de Justicia de la Unión Europea se produce a consecuencia de una cuestión prejudicial planteada por el Bundesgerichtshof (Alemania), en relación con el procedimiento entre Oliver Brüstle, titular de una patente, registrada el 19 de diciembre de 1997, que se refiere a células progenitoras neuronales aisladas y depuradas, producidas a partir de células madre embrionarias humanas, utilizadas para tratar enfermedades neurológicas, y Greenpeace eV, después de que, a petición de esta última, el Bundespatentgericht (Tribunal federal de patentes, Alemania) declarase la nulidad de la patente del Sr. Brüstle.

Exclusión de patentabilidad

De entre los diversos aspectos analizados por el Tribunal de Justicia, examina la cuestión de si la exclusión de la patentabilidad en relación con la utilización de embriones humanos con fines industriales o comerciales también se refiere a la utilización de embriones humanos con fines de investigación científica. A este respecto, el Tribunal de Justicia constata que la concesión de una patente a una invención implica, en principio, su explotación industrial y comercial. Pues bien, aunque la finalidad de investigación científica debe distinguirse de los fines industriales o comerciales, la utilización de embriones humanos con fines de investigación, que constituye el objeto de la solicitud de patente, no puede separarse de la propia patente y de los derechos vinculados a ésta.

De este modo, la utilización de embriones humanos con fines de investigación científica que sea objeto de una solicitud de patente no puede distinguirse de una explotación industrial y comercial y, de este modo, eludir la exclusión de patentabilidad. En consecuencia, el Tribunal de Justicia concluye que la investigación científica que implique la utilización de embriones humanos no puede acceder a la protección del Derecho de patentes. El Tribunal de Justicia recuerda, no obstante, que la patentabilidad de las utilizaciones de embriones humanos con fines industriales o comerciales no está prohibida, en virtud de la Directiva, cuando se refiere a la utilización con fines terapéuticos o de diagnóstico que se aplica al embrión y que le es útil -por ejemplo, para corregir una malformación y mejorar su esperanza de vida-.

Deja un comentario