Política y Sociedad

El sistema ayudas a la dependencia deja fuera a más de 100.000 enfermos terminales al año

Josep Porta, Juan Sanmartín y Javier Rocafort

Josep Porta, Juan Sanmartín y Javier Rocafort

Según Javier Rocafort, presidente de la SECPAL, de las 200.000 personas que padecen al año una enfermedad terminal en España, más de la mitad viven un periodo de dependencia “muy intensa, pero breve, tan breve que no pueden acceder a las ayudas y en la mayoría de casos ni siquiera llega a ser valorados por el sistema”. Para que las ayudas lleguen a estos enfermos “tan frágiles”, el presidente de la sociedad científica solicitó un sistema de detección y dotación rápida de las ayudas, una propuesta que la sociedad científica va a trasladar al Ministerio.

Situación de los cuidados paliativos

Por otra parte, el presidente de la SECPAL analizó la situación de los cuidados paliativos en España. A pesar del desarrollo experimentado, destacó que sería necesario que el número de servicios para prestar atención avanzada a los pacientes terminales se incrementara “entre un 30% y un 50%, según unas comunidades u otras”, mientras que el número de profesionales dedicados a ellos, ahora más de 2.000, debería duplicarse, “sobre todo en lo que respecta a psicólogos, trabajadores sociales, fisioterapeutas”.

Y recordó que, a pesar de que los datos de España son buenos en comparación con Europa, “hay un área en la que queda mucho por mejorar”, como es la prestación de cuidados paliativos a los niños que padecen una enfermedad terminal. Sólo en Madrid, Barcelona, Mallorca y Sevilla existen dispositivos específicos para la infancia. Al año unos 1.500 niños en España, dijo, padecen enfermedad terminal, con la particularidad frente a los adultos, de que son procesos más largos, intensos y de gran repercusión para las familias.

Sin estudios específicos

Otros problemas a los que se enfrentan los cuidados paliativos en España son la carencia de estudios específicos en las Facultades, ya que son pocas las que tienen una asignatura sobre la materia, y la falta de reconocimiento de la capacitación de los profesionales, ya que “la administración no tiene ningún sistema para puntuar la habilidad de un médico o una enfermera en cuidados paliativos, lo que causa problemas a la hora de seleccionar al personal de las unidades”, según Javier Rocafort.

Por otro lado, Josep Porta, presidente del Comité Científico del congreso, especificó que el programa gira en torno a dos grandes ejes: por un lado, “tras casi veinte años de cuidados paliativos en España, es el momento de hablar de las implicaciones éticas, porque es un debate que reclaman médicos y pacientes”; y, por otro, se insistirá mucho en la necesidad de una organización de los servicios de cuidados paliativos, tanto a través de protocolos médicos para cada enfermedad, como de servicios administrativos reconocidos dentro de los hospitales.

Deja un comentario