Política y Sociedad

El Servicio Vasco de Salud utilizará nuevas tecnologías para atender a pacientes crónicos en domicilio

Vicente Merino (Accenture), Rafael Bengoa (sanidad vasca) y María Garaña (Microsoft España) 
Vicente Merino (Accenture), Rafael Bengoa (sanidad vasca) y María Garaña (Microsoft España)

El proyecto Teki busca facilitar el intercambio de datos clínicos a distancia entre pacientes y facultativos y que éstos puedan guiar a aquellos en sus ejercicios de rehabilitación. Esta relación de intercambio se ve favorecida por la tecnología Kinect que ofrece Microsoft. En el plano económico y administrativo, el proyecto es un ejemplo de colaboración entre el sector público y el privado. La Administración expresa una necesidad y la iniciativa privada plantea una solución tecnológicamente viable. En ese sentido, Teki es fruto de la colaboración entre el servicio vasco de salud, la consultora Accenture y Microsft España.

 

Atender ahorrando

 

Rafael Bengoa, consejero vasco de Sanidad, reflexionó sobre el hecho de que el 23% de los crónicos ingresados en un plazo menor o igual a 30 días, posterior a su alta médica, tiene que volver a ser hospitalizado. Esto supone un gran coste y un cúmulo de incomodidades para los pacientes. Para Bengoa es preciso atender mejor y gastar menos. En ese afán, las nuevas tecnologías pueden jugar un papel esencial para evitar el fracaso de los seguimientos clínicos que suelen desembocar en nuevos ingresos hospitalarios. Por todo ello, el consejero cifró muchas esperanzas en el “homecare” (cuidado en el hogar) asegurando que el futuro está en el autocuidado, la teleasistencia y, cuando sea necesario, en acudir a los hospitales de crónicos. En esa línea, el director general de la “Osakidetza”, Julián Pérez, aseveró que el 98% de los pacientes que superan una crisis debida a una enfermedad crónica no desean volver al hospital. Lo extraño sería lo contrario.

 

“Como a esa señora…”

 

“Quiero que me ayuden a llevar mi enfermedad crónica como a esa señora de la pantalla”. Este podría ser el deseo de muchos pacientes crónicos vascos, y tal vez también del resto de España si las otras CC.AA. adoptaran en un futuro el proyecto Teki. La señora en cuestión protagoniza un vídeo en el que sigue las indicaciones de un médico a través de un televisor de su propio domicilio. Dichas pautas sirven para aprender a ponerse la mascarilla de oxígeno o cómo tomarse la tensión, por ejemplo. La paciente sufre EPOC, enfermedad obstructiva crónica, patología con la que arranca el proyecto Teki. Con 50 pacientes como ella, a finales de mayo se realizará una primera experiencia piloto. Los participantes recibirán asistencia telemática diaria durante las 24 horas.

 

Como un juego

 

María Garaña, presidenta de Microsoft España, resumió la sesión diciendo que la tecnología puede estar al servicio de los enfermos crónicos para mejorar su calidad de vida, contribuyendo además a reducir los costes. Garaña describió la tecnología Kinect como deudora del mundo de los videojuegos y las consolas aportando a la vez soluciones intuitivas y hasta entretenidas.

 

Deja un comentario