Política y Sociedad

El Servicio Catalán de Salud pide a los trabajadores la mitad de su complemento de destino en diciembre

La sanidad catalana representa la avanzadilla de los ajustes presupuestarios en la asistencia sanitaria pública ante la deuda acumulada en las comunidades autónomas. Primero fue el cierre de ambulatorios o centros de salud durante la época estival; en un segundo paso, la Consejería de Salud anunció su intención de retrasar el pago a los farmacéuticos; y este lunes ha explicitado a los sindicatos del sector los recortes coyunturales en el capítulo de personal con los que se pretende ahorrar 45 millones de euros.

Propuesta verbal

Según explicó un portavoz de Metges de Catalunya, la información que este lunes les proporcionaron los responsables del Instituto Catalán de la Salud, verbalmente y no por escrito, como aspiraban los sindicatos, prevé la reducción de un 50% en el complemento de destino en una única nómina en el próximo de diciembre para todas las categorías profesionales del personal sanitario. El resultado serían “400 euros para un celador; 800 para un médico adjunto y 1.200 para un jefe de servicio”, informa Metges.

Desde el sindicato UGT de Cataluña, se ha exigido a la gerencia del ICS que demuestre con datos la necesidad de reducir 77 millones de euros más. Así lo dejó patente en la primera reunión de la mesa sectorial con el director gerente del Instituto Catalán de la Salud, Joaquim Casanovas, quien sostuvo que quedaban por reducir 77 millones de euros: 32 millones en pruebas complementarias y servicios al usuarios, y 45 millones más que deberían extraerse directamente de los sueldos de los trabajadores.

Para UGT de Cataluña resulta paradógico que la dirección del ICS haya presentado tal propuesta en la primera reunión de la mesa sectorial sin un dato que avale la propuesta de recorte.

Retraso en el pago de las guardias

El cálculo de ahorro en esta partida sumaría 25 millones de euros, según el ICS. Otros 20 procederían de atrasar el pago de otro tipo de complementos, como el de nueva carrera profesional, que se pagaría en febrero, o el pago de las guardias a 60 días en lugar de a 30 como sucede ahora.

El próximo jueves está prevista una nueva reunión de la mesa sectorial de salud en Cataluña, “pero los ánimos están caldeados”, reconoce el sindicato de médicos de Cataluña. Más allá ha ido el presidente del colegio de Médicos de Barcelona, Miquel Vilardell, que considera “inasumible” la medida. En declaraciones a TV3, ha asegurado que, tras el recorte del año pasado en salarios, guardias y servicios, los médicos catalanes han visto recortar sus ingresos en un 20%.

L.A.

Deja un comentario