Política y Sociedad

EL NUEVO GRADO DE ENFERMERÍA ABRE LA PUERTA A MÁS DE 250.000 ENFERMEROS AL ACCESO AL GRUPO ‘A’ DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

Rafael Lletget, director del Gabinete de Estudios del Consejo General de Enfermería

Rafael Lletget, director del Gabinete de Estudios del Consejo General de Enfermería

Rafael Lletget hizo estas declaraciones con motivo de su participación en las XXI Jornadas Nacionales de Supervisión de Enfermería-Enfermeras Gestoras, que hoy concluyen en Bilbao y que han sido organizadas por la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE) con la colaboración del Departamento de Sanidad y Consumo del Gobierno vasco y el Servicio Vasco de Salud-Osakidetza. El experto recordó que la nueva legislación establece “dos categorías dentro del grupo A, que serían: A1 y A2”. Según explicó en su exposición, “los enfermeros que estén en disposición del Grado universitario podrán acceder a la máxima categoría, es decir al grupo A1, tanto por sus nuevas y más avanzadas competencias en materia de prescripción de medicamentos y productos sanitarios como por su condición de especialistas y máster, el que posea dichos niveles”. Lletget recalcó que dicho acceso al grupo A1 “se conseguirá exclusivamente con el grado universitario de Enfermería”.

Grado de Enfermería y nuevas competencias enfermeras

Rafael Lletget incididió igualmente en que “la estructuración de la nueva formación académica enfermera en un proceso de adquisición de 18 competencias, configura unos nuevos perfiles asistenciales. En estos nuevos perfiles, las enfermeras tienen más competencias asistenciales como la prescripción de medicamentos -recientemente reconocida en la Ley del Medicamento-“. En ella se establece que los enfermeros deberán “conocer el uso y la indicación (prescripción) de productos sanitarios vinculados a los cuidados de enfermería”. En cuanto a los medicamentos, se describen dos competencias a tener especialmente en cuenta: “conocer los diferentes grupos de fármacos; los principios de su autorización, uso e indicación (prescripción); y los mecanismos de acción de los mismos”; y la “utilización de los medicamentos, evaluando los beneficios esperados y los riesgos asociados y/o efectos derivados de su administración y consumo”.

Además de la anterior, las nuevas competencias asistenciales de las enfermeras y enfermeros pasan por “diagnósticos más complejos, la posibilidad de ordenar pruebas diagnósticas, valorar los resultados de dichas pruebas, etc. Dichos perfiles, inherentes a quienes estén en posesión del título de graduado no se adquirieron en la diplomatura ya extinta”. Según el director del Gabinete de Estudios del Consejo General de Enfermería, “la mejor manera de que una enfermera o enfermero se asegure el acceso a estos nuevos perfiles es adquirir el grado y así, a la hora de acceder a dichos puestos, estar en idénticas condiciones que el resto de los profesionales”.

Deja un comentario