Política y Sociedad

Medios gubernamentales llaman a la movilización de investigadores públicos y privados

Modesto Orozco (IRB Barcelona), Carmen Vela (Mº Economía y Competitividad), Íñigo Sáenz de Miera (Fundación Botín) y Luis Ruiz (Janus Development)
Modesto Orozco (IRB Barcelona), Carmen Vela
(Mº Economía y Competitividad), Íñigo Sáenz de Miera
(Fundación Botín) y Luis Ruiz (Janus Development)
Carmen Vela, secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación. 
Carmen Vela, secretaria de Estado
de Investigación, Desarrollo e Innovación 
La ex ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia 

La ex ministra de Ciencia e Innovación,
Cristina Garmendia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este martes, 5 de marzo, la Fundación Botín, presentó públicamente los tres proyectos empresariales basados en tecnología que componen la primera edición del ambicioso programa “Mind the Gap”. Con él, la fundación pretende ayudar a salvar la fractura que muchas veces existe entre la investigación (básica o clínica) y sus aplicaciones industriales con retorno de la inversión. Según recalcó la secretaria Vela, iniciativas como las presentadas ayudan a transitar con mejor fortuna por el “valle de la muerte”, al que se ven abocados muchos proyectos de investigación sin esperanza de éxito.

 

Más de 15.000 investigadores

 

Evocó Vela el momento en que cerró la compañía de investigación en la que trabajaba en los años 90, viniendo a colación otra crisis tan difícil como la actual, aunque probablemente no tan larga. Para la secretaria de Estado es preciso que los investigadores no se desanimen a pesar de los recortes presupuestarios. Puso el ejemplo de la mayor entidad investigadora de España, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) cuya plantilla asciende a 15.000 investigadores. Para Vela resulta insuficiente que de ellas únicamente 40 formen la oficina de transferencia tecnológica. Para ello pidió que todos esos excelentes profesionales levanten los ojos por un momento de sus microscopios y pantallas de ordenador, para pensar cómo su trabajo puede tener una salida industrial que sea beneficiosa para la sociedad, creando riqueza y bienestar. Añadió Vela también que actualmente la investigación privada ya ha conseguido una posición de igualdad con respecto a la pública, habiendo dejado de ser una labor de segunda clase o menor alcance.

 

Copiar a EE.UU.

 

Modesto Orozco, investigador del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRB), comentó que su etapa de formación en EE.UU. le había servido para comprobar que la investigación en aquel país líder se realiza a partir de fondos privados. En ese sentido, el programa “Mind the Gap” es un buen ejemplo de catalizador de los recursos particulares a iniciativas empresariales basadas en la innovación. Para Orozco la investigación es inversión y no gasto, a pesar de los malos momentos que está sufriendo actualmente por la crisis. En ese sentido, el director general de la Fundación Botín, Íñigo Sáenz de Miera, añadió que es preciso “tapar el hueco” que existe entre la investigación y la productividad que rinden las buenas ideas una vez que llegan al mercado, cuando hay una industria atenta a incorporar la mejor innovación.

 

Cáncer, nuevos fármacos y revolucionarias “tablillas”

 

En su primera edición, “Mind the Gap” seleccionó el test “colostage”, destinado a determinar los tumores colorrectales que pueden evolucionar hacia estado matastásico. De poderse predecir qué pacientes sufrirán o no estadios avanzados de la enfermedad se ahorrarían muchos costes y tratamientos innecesarios. Junto a esto, la fundación eligió dar respaldo empresarial al proyecto centrado en la Nostrum Brug Discovery, una herramienta bioinformática del IRB que podría evitar gastar hasta un 10% en el desarrollo de cada nuevo fármaco innovador al poder realizar predicciones virtuales que harían innecesarios los ensayos clínicos tradicionales. Finalmente, el director general de Janus Development, Luis Ruiz, explicó las bondades del tejido ‘Varstiff’, capaz de inmovilizar a voluntad de los servicios de emergencia a los accidentados de tráfico, ya que se trata de un material que puede tener un comportamiento blando o rígido según la presión que se le imprima.

 

Deja un comentario