Política y Sociedad Javier Rodríguez informa de que la contagiada ha confirmado rozarse con un guante

El Gobierno informa a la UE de una posible “relajación” como explicación al caso de Ébola

La reunión mantenida por parte del Comité de seguridad sanitaria de la Unión Europea (UE), que ha contado con la participación de representantes de todos los Estados miembros, de los servicios de la Comisión, del Centro Europeo para el control de enfermedades (ECDC) y de la delegación europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha servido para que el Gobierno haya informado de que entre las hipótesis que se barajan para explicar el contagio del virus del Ébola en una auxiliar de enfermería trabajadora en la Comunidad de Madrid, se halla la de “una posible relajación de algunos procedimientos”.

image__Comision_Europea_76348Así, y aunque se informó de que “no está claro cómo se produjo la infección”, se expuso que esta hipótesis se basaría, “por ejemplo, en la manipulación de los cadáveres o la eliminación de residuos médicos”. Además, se reiteró que la persona afectada “había recibido formación” en este sentido, lo que no impidió su contagio, por el que “54 contactos están siendo actualmente objeto de seguimiento, entre los que figuran personal de atención sanitaria Primaria y hospitalario”. Precisamente, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, que se mostró satisfecho de que la última enfermera aislada bajo sospecha de Ébola diera negativo para la patología en la segunda prueba, advirtió en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid que la paciente contagiada ha confirmado que se rozó con un guante en la cara al retirarse el traje de protección.

Al respecto, en el Comité comunitario se señaló que “hay cinco contactos de alto riesgo”, que son “un médico que atendió a la paciente en Atención Primaria, tres trabajadores de ambulancias y el marido de la enfermera”. Por esta razón, “están siendo activamente examinados por los servicios de salud pública”, manifestó.

Ante ello, CSIT solicitó que la investigación se desarrolle “con celeridad” con el objetivo de que se puedan conocer los motivos de contagio. Además, reclamó “información y transparencia”, ya que la ausencia de éstas “han provocado la alarma social”; así como la dimisión de la ministra de Sanidad, Ana Mato, por su “inadmisible” gestión del problema. En este sentido, y apelando a la tranquilidad y a la confianza, desde el CSI-F reclamaron también “información clara y veraz”, además de un protocolo informativo. En esta vía, algunos de sus representantes viajaron a Bruselas para entregar un dossier con toda la información sobre el uso del protocolo de prevención del Ébola por parte de los profesionales sanitarios.

Por su parte, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) destacó que España cuenta “con unos magníficos profesionales”, los cuales deben contar con medios de prevención “adecuados” y “homologados”. Por ello, exigieron que éstos se encuentren disponibles “tanto en hospitales, como en los centros de Atención Primaria”. En relación con este aspecto, CSIT UP elaboró un documento con recomendaciones en centros que atiendan posibles casos de Ébola.

ANIS reclama una correcta gestión informativa a las autoridades

Retornando al aspecto de la información, desde la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) se afirmó que las autoridades sanitarias deben hacer “una correcta gestión informativa de esta crisis”, motivo por que se señaló la necesidad de “ofrecer toda la información disponible, evitar rumores, proporcionar altavoces expertos, respetar la intimidad de los afectados y escuchar a sus profesionales de comunicación”.

Por último, los últimos en expresar su opinión ante la concatenación de noticias en torno a esta enfermedad y su primer caso en España y Europa fueron los participantes en el Foro Biomedicina – Ébola: Gestión del Riesgo Médico y de Seguridad de las Empresas, que fue organizado por la Asociación Española de Gerencia de Riesgos y Seguros (AGERS), en colaboración con la Universidad Europea, y que sirvió para destacar que la mortalidad de esta enfermedad “puede llegar a más del 90% de los infectados”.

 

1 Comentario

  1. Manuel Fernández says:

    Que un contacto con pte. ébola tenga fiebre <38,6º, que es el límite inferior de las máximas temperaturas registradas en la enfermedad, sólo indica que aún no ha llegado. Parece un protocolo pro-ébola.

Deja un comentario