Política y Sociedad

EL DEFENSOR DEL PUEBLO DEFIENDE LA CONSTITUCIONALIDAD DE LA REGULACIÓN DE OFICINAS DE FARMACIA

De Izq. a Drch.: María Teresa Miras, Enrique Múgica y Rafael Conde

De Izq. a Drch.: María Teresa Miras, Enrique Múgica y Rafael Conde

Con motivo de cumplirse los 100 años de su constitución y entrada en funcionamiento, el Centro Farmacéutico Nacional organizó una conferencia de Enrique Múgica sobre atención farmacéutica, que tuvo lugar este miércoles en la Real Academia Nacional de Farmacia. En la mesa presidencial, el Defensor del Pueblo estuvo acompañado por la presidenta de la Academia, María Teresa Miras, y el presidente del Centro, Rafael Conde.

Defensor de las libertades

En su presentación, Rafael Conde recordó no sólo el proceso vivido en estos cien años por el Centro Farmacéutico Nacional, sino la trayectoria política de Enrique Múgica en defensa de las libertades.

Por su parte, el Defensor del Pueblo inició su intervención con referencias al actual momento social y a las medidas que se estaban adoptado para la necesaria contención del crecimiento del gasto, incluso como medio para garantizar la prestación. Y es que, según dijo, las autoridades sanitarias deben procurar que las prestaciones sean excelentes, pero sin perder de vista el crecimiento de la factura.


Enrique Múgica, Teresa Miras y Rafael Conde


Quejas de los ciudadanos

Enrique Múgica, cuya actividad aparece condicionada por las quejas de los ciudadanos, ofreció una panorámica de las recibidas en los últimos años sobre medicamentos y farmacia, aunque dijo que había sido muy dispares y difíciles de sistematizar, al tiempo que puso de manifiesto las medidas adoptadas por la Administración después de que le hubieran llegado las consideraciones del Defensor del Pueblo. Comenzó con una referente a fórmulas magistrales y preparados oficinales, siguió con el bajo uso de la morfina en enfermos terminales y concluyó con los problemas de la dispensación de fármacos de prescripción sin la obliga receta. Asimismo, y en relación con las quejas del año 2009, contó cómo se habían recibido quejas de los profesionales de la farmacia sobre la falta de suministros e informó de que, últimamente, le habían informado de que la Abogacía del Estado estaba estudiando el marco para publicar una normativa que resolviera definitivamente el problema.

Por último, dedicó un apartado a las quejas recibidas de farmacéuticos no propietarios sobre la regulación del acceso al establecimiento de farmacias, limitación que justificó sobre la base de una sentencia del Tribunal Constitucional, razón por la que no había decidido recurrir al Alto Tribunal sobre tal aspecto.

Deja un comentario