Política y Sociedad El CES analiza las diferencias del gasto farmacéutico por comunidades autónomas

El Consejo Económico y Social (CES) defiende las medidas para la contención del gasto farmacéutico

— Madrid 29 Ago, 2017 - 10:51 am

cesEn su memoria correspondiente a 2016, el Consejo Económico y Social de España (CES), después de advertir sobre el crecimiento del gasto farmacéutico del Sistema Nacional de Salud (SNS), defiende las medidas que se están adoptando para su contención.

La Memoria del CES profundiza en la evolución del gasto sanitario de los últimos años en España, constatando que en 2014 –último año sobre el que había datos a la hora de elaborar la memoria- se aprecia por primera vez un aumento del gasto sanitario total en España. Igualmente, la Memoria realiza una mención especial al coste farmacéutico de 2016, analizando las diferencias por receta de las distintas comunidades autónomas.

Gasto farmacéutico

En lo concerniente al gasto en farmacia, los últimos años se han caracterizado por el cambio en la tendencia a la contención de la pasada década, con leves incrementos desde 2014, año cuya participación en el gasto del SNS supuso un 16,8% del total.

INDICADORES DE LA PRESTACIÓN FARMACÉUTICA POR CCAA

Gasto f

Fuente: Memoria del Consejo Económico y Social (CES). MSSSI, 2017

Crecimiento que se mantuvo el pasado 2016, cuando el gasto público en farmacia a través de recetas experimentó un incremento del 3,96% hasta los 9.913 millones de euros. Este aumento se explica tanto por el incremento del número de recetas (2,2% sobre 2015) como por el aumento del importe medio de las recetas emitidas (1,7%).

Sin embargo, la Memoria del CES aprecia diferencias en la evolución del gasto farmacéutico según comunidades autónomas, tanto en el incremento del número de recetas como del importe medio. Así, dejando al margen Ceuta y Melilla que registran los mayores incrementos totales, la Comunidad Valencia está en cabeza, con un aumento del gasto farmacéutico del 6,69% sobre 2015 y en el extremo opuesto, Galicia con un incremento del 1,58%.

Respecto al gasto medio por receta, dejando nuevamente a Ceuta y Melilla al margen, el País Vasco destinó 12,87 euros de media por receta el año pasado frente a los 10,10 euros de Andalucía.

El CES remarca en su memoria cómo la adopción de medidas para favorecer la competencia de precios como la aplicación de criterios de coste-efectividad en las decisiones de financiación pública de medicamentos, el sistema de agrupaciones homogéneas de medicamentos con aplicación de los precios menores y precios más bajos, la actualización permanente del Nomenclátor Oficial de la prestación farmacéutica del SNS en la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos y el fomento de presentaciones adaptadas a la duración de los tratamientos, entre otras, han contribuido al control del gasto en una de las partidas más importantes del sistema.

Igualmente, el CES recuerda que la prestación farmacéutica está sujeta a la financiación de los ciudadanos en porcentaje concretos en función de cada caso. En algunos, en cambio, no implica copago. Éste se aplica a la prestación farmacéutica ambulatoria, esto es, la que se dispensa mediante receta médica u orden de dispensación hospitalaria, a través de oficinas o servicios de farmacia. Pues bien, el porcentaje de aportación, que cambió con la entrada en vigor del RD-Ley 16/2012, se fija, con carácter general, atendiendo al nivel de renta declarado en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas. Sin embargo, para garantizar la continuidad de los tratamientos de carácter crónico y asegurar un alto de nivel de equidad a los pacientes pensionistas con tratamientos de larga duración, los porcentajes se sujetan a unos topes máximos de aportación. En este último supuesto, el importe de las aportaciones que exceden dichos topes máximos se reintegran por la comunidad autónoma correspondiente.

Gasto sanitario total

Respecto al gasto sanitario en España, el CES señala que el imparable proceso de envejecimiento en el que se encuentra inmersa la sociedad española, y que avoca al Sistema Nacional de Salud (SNS) a emplear cada vez más recursos a la atención de los procesos crónicos, invita a reflexionar sobre el futuro del gasto sanitario, tanto en términos cualitativos como cuantitativos.

En este sentido, la urgencia del desarrollo de la coordinación entre servicios sociales y sanitarios, y la puesta en valor de la dimensión preventiva de la sanidad, son algunos de los aspectos que irán cobrando mayor importancia en el debate sobre la sostenibilidad del gasto sanitario en los próximos años.

El gasto sanitario público alcanzó en 2014 una cantidad total de 61.947 millones de euros, lo que supuso un incremento del 0,38% con respecto al ejercicio anterior. Este ligero aumento contrasta significativamente con la caída cercana al 4% del año anterior y rompe con la tónica de descenso que venía registrándose en esta partida de gasto desde el año 2010. La disminución de los recursos públicos dedicados a la atención a la salud pudo apreciarse en los primeros años de la crisis tras el ajuste presupuestario emprendido por las comunidades autónomas con el fin de compensar sus efectos. A ello se unieron los cambios efectuados en el Sistema Nacional de Salud en 2012. Se rompía así con la tendencia de crecimiento de los años previos a la crisis.

Sin embargo, aunque en valor absoluto se produjo un aumento del gasto sanitario, no así en términos comparativos. Como proporción del PIB, el gasto público total alcanzó en 2014 un 5,9%, 0,1 puntos menos que en 2013 y 0,5 puntos menos que en 2010.

EVOLUCIÓN DEL GASTO SANITARIO PÚBLICO EN ESPAÑA, 2002-2014
(Miles de euros)

Gasto 2

Fuente: Memoria del Consejo Económico y Social (CES). MSSSI, 2017

Deja un comentario