Política y Sociedad

EL CONSEJERO VALENCIANO DE SANIDAD DEFIENDE ANTE LOS FARMACÉUTICOS LAS MEDIDAS ADOPTADAS POR EL GOBIERNO

Fernando Redondo, Manuel Cervera y Teresa Guardiola

Fernando Redondo, Manuel Cervera y Teresa Guardiola

A juzgar por lo acontecido, el consejero Cervera hizo un esfuerzo especial por acudir, aunque lo hiciera dos horas más tarde de lo previsto, a la VIII Convención en Defensa del Modelo Mediterráneo de Farmacia que, convocada por el Colegio de Farmacéuticos de Valencia, tuvo una gran acogida por los profesionales, conscientes de que en ella se iba a tratar la nueva situación a que van a llevar a las farmacias los dos nuevos Reales Decretos-ley aprobados por el Gobierno, que comportan nuevos recortes económicos en los márgenes profesionales de los farmacéuticos. Del éxito de la convocatoria dio buena cuenta el número de asistentes, en torno a 500, así como el de adhesiones recibidas, 1.500 al final de la jornada. Se quisiera o no, el debate de fondo iba a girar, como así sucedió, sobre las medidas de protesta adoptadas por los farmacéuticos valencianos para dejarse oír, ya que las medidas adoptadas por el Gobierno, con el apoyo unánime de las Comunidades Autónomas en el caso de la rebaja de precios de los medicamentos, no se había escuchado a los afectados. Y es que los farmacéuticos de Valencia y de Alicante, y se espera que lo hagan los de Castellón, habían aprobado unos días antes el llevar a cabo el cierre de las farmacias dos días. Además de dejarse oír, lo que quieren los farmacéuticos es evitar que se apruebe un tercer Real Decreto.

Riesgos manifiestos

Manuel Cervera, que mantuvo un gesto adusto, pues no se le vio sonreír una sola vez, reiteró dos mensajes: por un lado, el apoyo recibido por la farmacia desde la consejería y la necesidad de mantener el diálogo, y, por otro, la necesidad de las medidas adoptadas para la reducción del gasto farmacéutico, que se encuadra dentro del sanitario y éste representa el 40 por ciento de los presupuestos de las Comunidades Autónomas. Según insistió, si no se adoptaban las medidas, entraba en riesgo el sistema sanitario. De ahí que, incluso, llegara a afirmar que no iba a criticar al Gobierno, además de manifestar que últimamente estaba en contacto permanente con la ministra de Sanidad.


Carmen Peña y Teresa Guardiola


A pesar de tales consideraciones, a lo largo de la mañana del sábado, los farmacéuticos asistentes dejaron clara su intención de ir a lo que calificaron de ?huelga?, en el bien entendido de que se trata de un cierre patronal, para lo que, incluso, pidieron el apoyo del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, cuya presidenta, Carmen Peña, fue la segunda gran figura de la Convención.

Un hecho histórico

En esta Convención, y en palabras de la presidenta del Colegio de Valencia, Teresa Guardiola, se produjo un ?hecho histórico?, la participación de la presidenta del Consejo General de Colegios, Carmen Peña, que de ese modo rompió con el distanciamiento existente entre ambas instituciones desde hace unos 20 años. Además, la intervención de Peña era muy esperada, pues es la interlocutora de la Administración sobre la aplicación del descuento del 7,5 por ciento impuesto por el Real Decreto-Ley 8/2010 a los medicamentos no incluidos en precios de referencia (es decir, de marca y bajo patente).

Carmen Peña, que ofreció una panorámica de las medidas que, desde el año 2000, había adoptado la Administración en contra de la economía de la farmacia, comentó que, en contra de lo que había sucedido con el Real Decretol-ley 8/2010, ella era partidaria de que, tal y como había anunciado el presidente del Gobierno, se hubiera bajado en un 7,5 por ciento el precio de los medicamentos de marca, frente a la devolución introducida posteriormente como consecuencia de las presiones de la industria farmacéutica.

Descuentos, plan de rescate y auditoría

Y, dado que la aplicación de estos descuentos implica a la farmacia, pues los mismos se van realizado en cascada desde que salen del laboratorio, Carmen Peña anunció la firma decisión del Consejo de no asumir el pago de los descuentos correspondientes a la industria y, en consecuencia, que sea ésta la que los reintegre a las Comunidades Autónomas antes de que la farmacia realice su facturación para que no sea descontada de ésta.

Por otro lado, la presidenta de los farmacéuticos se refirió al emprobrecimiento progresivo a que están siendo sometidas las farmacias y manifestó que se había decidido solicitar de la ministra de Sanidad la elaboración de un plan de sostenibilidad para las 7.500 farmacias a las que los nuevos recortes va a dejar al borde del cierre. Asimismo, se va a solicitar una auditoría de gestión sobre el coste del sistema sanitario publico pues, según dijo, no puede estar financiándose con los recortes de la farmacia.

Deja un comentario