Política y Sociedad

El Barómetro Sanitario 2009 destaca la confianza de los ciudadanos en los profesionales del SNS

José Martínez Olmos, Trinidad Jiménez y Pablo Rivero

José Martínez Olmos, Trinidad Jiménez y Pablo Rivero

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, presentó ayer los resultados del Barómetro acompañada del secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, y el director general de la Agencia Nacional de Calidad del SNS, Pablo Rivero. Según los resultados de la encuesta, la sanidad pública es una de las prestaciones mejor valoradas por los ciudadanos españoles, mientras que, tal y como explicó la ministra, la valoración hacia los profesionales es “extraordinaria”.

Los asturianos, los más satisfechos con el SNS

Según este informe, siete de cada diez usuarios consideran que el Sistema Nacional de Salud funciona bastante bien o bien, con la necesidad de algunos cambios. En este sentido, dentro de los datos disgregados por CCAA, destaca la satisfacción con el funcionamiento del SNS de los asturianos, los navarros y los ciudadanos de las Islas Baleares. Asimismo, indica que, en una escala de puntuación de 1 a 10, la satisfacción general de los ciudadanos con el sistema sanitario público se sitúa en 6,35 puntos, lo que confirma la paulatina tendencia al alza en los últimos años, dado que en 2003 la media fue de 6,03 puntos.

La mayoría de los ciudadanos se manifiesta partidaria del uso del sistema sanitario público frente al privado. Así ocurre en las cuatro opciones analizadas, donde la Atención primaria obtiene un 62,8 por ciento frente a 31,3; las consultas de Atención Especializada, con un 46,8 por ciento frente al 45,2 de la privada; el ingreso hospitalario, con un 58,4 por ciento, frente a un 34,1; y las Urgencias, con un 59,7 por ciento, frente al 32,9 de la privada.

Confianza en médicos y enfermeras

Trinidad Jiménez señaló que, en una escala de 1 a 10, la mayoría de las cuestiones que se analizan en el Barómetro muestran una puntuación alta (la mayoría con una calificación superior a 7). La ministra destacó especialmente el caso de la Atención Primaria, donde los aspectos mejor valorados son la cercanía de los centros (7,74); el trato recibido por el personal sanitario (7,42); y la confianza y seguridad que transmite el médico (7,40). Asimismo, lo que más valoran en la Atención Especializada es el número de especialidades al que hay acceso (7,36); el nivel tecnológico de los equipos (7,30); y el trato recibido (7,21).

En cuanto a los ingresos hospitalarios, destacan el alto nivel tecnológico y de equipamiento de los centros (7,72); los cuidados del personal de enfermería (7,25) y médico (7,19); y la información clínica recibida sobre el problema concreto de salud (7,15). Entre los aspectos mejor valorados en conjunto, la ministra resaltó el grado de confianza en la labor de los profesionales del SNS, que alcanza el 84,4 por ciento en los médicos y el 84,3 en las enfermeras. “El buen trabajo y la responsabilidad de los profesionales del SNS me produce una gran satisfacción”, aseguró la ministra.

Aspectos a mejorar y Ley del Tabaco

Entre los aspectos mejorables destacan el tiempo que los médicos especialistas tardan en ver a los pacientes desde que se pide una cita (4,78), el retraso en la entrega de los resultados de las pruebas diagnósticas (4,72) y el tiempo de demora para el ingreso no urgente en el hospital (4,54). El Barómetro Sanitario 2009 recoge también que la mayoría de los ciudadanos españoles considera que la sanidad pública es equitativa en sus prestaciones, si bien el 84,5 por ciento reclama a las Comunidades Autónomas una mayor coordinación para conseguir una mayor igualdad en la prestación de servicios.

Como dato novedoso, el Barómetro recoge la opinión de los ciudadanos sobre la aplicación de la Ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo. El 57,9 por ciento de los ciudadanos cree que los fumadores respetan poco o nada esta ley; el 46,5 por ciento opina que desde la entrada en vigor de la ley se fuma menos; el 52,2 por ciento considera que las personas no fumadoras sufren menos molestias; y el 47,4 por ciento cree que hay que endurecer la actual normativa. Tal y como recordó Trinidad Jiménez, en 2006, cuando entró en vigor la normativa, sólo el 34 por ciento era partidario de un endurecimiento.

A.M.M.

Deja un comentario