Política y Sociedad

Eduardo Dantas, vicepresidente de la Asociación Mundial de Derecho Sanitario: La bioética es el lenguaje común entre la Medicina y el Derecho

Acta Sanitaria.- ¿Qué nuevos retos está planteando la medicina al derecho?

Eduardo Dantas.- La evolución de las tecnologías hace que hoy la Medicina busque más al Derecho. Han surgido muchas preguntas nuevas, incluso aún seguimos intentando averiguar cuáles son las preguntas correctas. Y, para esto, es necesario que cambie también la manera en que la sociedad percibe la medicina y la ciencia. El derecho puede encargarse de esta actuación. La bioética es la forma en que la medicina y el derecho tengan un lenguaje común y, tal vez este sea el principal desafío de este siglo: hacer que derecho y medicina hablen la misma lengua.

A.S.- ¿Qué diferencias hay en la aproximación legal de los conflictos médicos en los distintos países?

E.D.- A excepción tal vez de Estados Unidos e Inglaterra, el resto de los países están desarrollando el derecho sanitario en la misma dirección. En la evolución de los conceptos de responsabilidad civil; en la forma cómo la medicina se ve hoy, no sólo como una relación especial entre el médico y su paciente, sino como una relación que también tiene consecuencias y que por muchos está considerada como una relación de consumo. La legislación internacional, no sólo en la Europa continental, también en Latinoamérica, está siguiendo un camino de convergencia, aunque no intencionada; convergencia en los conceptos de responsabilidad civil, penal y en la manera como se lleva a cabo la gestión jurídico legal de los procesos y de los problemas que surgen en el ejercicio de la medicina

A.S.- ¿Seguimos en una epidemia de medicina defensiva?

E.D.- Sí. Pero es un problema que puede también ser valorado como una solución. Hoy es una epidemia porque, con el aumento de las demandas de responsabilidad civil o penal, los profesionales de la salud tienden a tomar medidas profilácticas, defensivas. Y esto produce lo que vemos hoy en este congreso: discusiones, búsqueda de soluciones para conseguir que tengamos un profesional de la salud más consciente, un paciente mejor informado… y, de esta manera, una mayor calidad en todo el sistema sanitario. Esa es la manera de evitar un incremento de los costes; un incremento de problemas. Si una persona se detiene para verificar lo que hoy se hace en los procesos clínicos, más de la mitad de los problemas surge por un fallo en la comunicación entre el servicio de salud, el médico y el paciente. Si se profundiza en este tipo de debates y se busca una mejora de la información o el conocimiento de los derechos y de los deberes de médico y paciente, la calidad de todo el sistema mejora y será más seguro; menos sujeto a problemas legales.

Deja un comentario