… y luego dicen que hay descreídos!

En medios sanitarios de la Comunidad de Madrid está siendo muy comentada la llegada de Manuel Molina a la Dirección General de Coordinación y Seguimiento de los Centros Sanitarios de Gestión Indirecta, presentada por el consejero Fernández Lasquetty como el instrumento para dar credibilidad en lo que nadie cree, como es su proyecto de incrementar la privtización de la sanidad. Lo cierto es que la citada dirección general fue creada expresamente para que Molina dejara su concejalía en en el ayuntamiento de Fuenlabrada, pues no debe olvidarse que, hace apenas cuatro meses, la esposa de Molina también fue rescatada del mismo ayuntamiento (el de Fuenlabrada) y traída a la Consejería de Sanidad, para lo que se creó una plaza ‘ad hoc’ de Jefe de División de la Viceconsejería de Ordenación Sanitaria e Infraestructuras. En fin, como para creerse que Fernández Lasquetty quiere poner claridad en la sanidad madrileña. Algunos piensan que sólo quiere colocar a los amiguetes.

Deja un comentario