Los profesionales sanitarios de Vizcaya, contra la publicidad sanitaria engañosa

— 6 Dic, 2014 - 7:06 am

Imagen.aspxComo consecuencia del creciente dominio de la información por internet, que hasta está cambiando las técnicas de marketing, los Colegios Profesionales Sanitarios de Vizcaya han hecho público un documento alertando del peligro que supone la publicidad sanitaria engañosa, la sanidad “low cost” y, en general, los anuncios de productos y servicios sanitarios que banalizan la salud, ignoran actos sanitarios imprescindibles como el diagnóstico y buscan una compra compulsiva, ocultando información en letra pequeña, asteriscos o sólo dando información parcial. De ahí que hayan decidido difundir los siguientes consejos:

  • Infórmese de modo exhaustivo antes de contratar un servicio sanitario o comprar un producto relacionado con la salud por internet.
  • Si contrata un servicio, asegúrese de que le va a atender un profesional sanitario y cerciórese de su titulación, así como que le atenderán en un centro sanitario autorizado (puede llamar al Colegio Profesional Sanitario correspondiente).
  • Exija un diagnóstico por el que se identifique la enfermedad o el problema de salud a través de los síntomas, la historia clínica y, en algunos casos, con la ayuda de exámenes complementarios (radiografías, análisis de sangre, etc.).
  • Exija un “presupuesto” o mejor aún un “plan de tratamiento” con toda la información del mismo, incluida la económica: no se deje engañar por “precios ganga” de un elemento o de una parte de lo que vaya a pagar; en muchas ocasiones se inflan otras partidas.
  • Compare con otros profesionales e infórmese de experiencias de otras personas.
  • Si adquiere un producto relacionado con la salud asegúrese de que cumple los requisitos legales exigibles y de que la venta se realiza desde un centro autorizado y que le prestan el asesoramiento necesario para su correcta utilización.
  • No compre ningún medicamento por Internet. Las autoridades sanitarias están desarrollando una normativa aplicable a los que no necesitan receta, pero aún no han completado los requisitos para que puedan adquirirse con garantías.

 

2 Comentarios

  1. jesus says:

    Me alegro.Ya era hora que alguien tome una posición activa frente a la publicidad engañosa en materia tan sensible como la salud y que además en muchas ocasiones genera demanda asistencial irracional .No es extraño encontrarse pacientes de edad media que acuden a la consulta preocupados por conocer sus niveles de colesterol y sin embargo no demuestran interés alguno en conocer sus cifras de presión arterial

  2. Rocío says:

    ¿A qué dirección de correo electrónico os puedo escribir?

Deja un comentario