Una especie de marcha atrás de la Consejería de Salud de Extremadura

 

La llegada de Luis Alfonso Hernández Carrón a la Consejería de Salud de Extremadura y la salida por la puerta falsa de su predecesor en el cargo parecen haber provocado un deseo de explicación, que no es sino una marcha atrás, de la publicación de las listas del personal al servicio de la Junta que, en 2011, percibió más de 50.000 euros y que, por el listado (el 95 por ciento eran médicos), parecía una carga de profundidad para justificar ante la opinión pública los posibles recortes a realizar en sus emolumentos. Pues bien, este sábado, la consejería insiste en la perogrullada de que tal publicación fue un ejercicio de transparencia y una estrategia de división. Y otra cabe decir sobre la afirmación de que se respetó en todo momento el anonimato de los perceptores. De todos modos, lo llamativo son los párrafos siguientes: ‘La Sanidad, a diferencia de otros sectores, trabaja 24 horas al día, durante los 365 días del año, por lo que la cuantía de los salarios que perciben los profesionales sanitarios es producto de su esfuerzo, ha afirmado la Consejería. La cartera de Salud extremeña entiende que los médicos y todos los profesionales del sector sanitario, cuyos salarios aparecen publicados en dicho ranking, deben sentirse muy orgullosos, porque sus sueldos son recíprocos a su jornada y a su dedicación’. Sin comentarios.

 

Deja un comentario