Una ayudita más del Gobierno a su sistema sanitario, Muface

— 18 Sep, 2017 - 12:00 pm

Juan Simó Miñana

Juan Simó

Cuenta Juan Simó en su su blog, Salud, Dinero y Atención Primaria, que el Gobierno ha preparado en la Ley de Presupuestos Generales aprobada en junio de este año (Disposición final sexta, pág. 196 y 197) algunas ayuditas a la centrifugadora de riesgos de Muface. Entre otras cosas, dice que la norma permitirá aumentar el colectivo mutualista pescando en el caladero de funcionarios autonómicos y de organismos autónomos. Estos funcionarios pertenecían hace años, décadas, a Muface pero en un momento determinado quedaron excedentes voluntarios y, por tanto, de baja en Muface. Desde entonces fueron cotizantes al RGSS y, por tanto, con pleno derecho a ser atendidos en el SNS. Se pretende ahora recuperarlos. El objetivo es que sigan afiliados en el RGSS a efectos de pensiones y que recuperen (pese a estar excedentes) su antigua condición de mutualista a efectos sanitarios. La recuperación tiene por objeto aumentar el colectivo de “titulares cotizantes” de Muface, de forma que el Estado tenga que aportar recursos por cada uno de ellos y que así Muface disponga de mayor solvencia económica sin que las aseguradoras pierdan cuota de mercado, pues el colectivo mutualista ha descendido en los últimos años tras la depuración progresiva de miles de duplicidades conocidas desde hace años de familiares “beneficiarios” que tenían otra tarjeta SNS (duplicidades ilegales) y como efecto de la reducción de la tasa reposición de los últimos 8 años. La ventaja para los “recuperados” es que estos titulares cotizantes pueden engrosar las situaciones de “duplicidad legal” por doble cotización y doble cobertura SS-Muface. Es decir, perfecto derecho a ir por la tarde al médico del seguro privado con su tarjeta de Muface y volver por la mañana al centro de salud con la tarjeta del SNS, en el caso de ser pensionista, “a pasar la misma receta” para beneficiarse del copago SNS (10% con tope mensual) y evitar el copago mutualista (30% sin tope alguno). Con todo, lo fundamental es que el interés general retrocede una vez más ante intereses particulares del sector privado en una aspecto esencial de la cobertura sanitaria: el derecho universal al SNS. ¿Qué ocurre cuando el partido de los funcionarios gana las elecciones? Pues que se tiene un Gobierno de funcionarios que cuida más su sistema sanitario que el de los demás.

Deja un comentario