¿Quién acusa de tráfico de influencias a la OMC?

En círculos médicos de Madrid no ha pasado inadvertido el último ataque que, con la capucha puesta, se ha lanzado desde un órgano afín a la que fuera presidenta del Colegio de Médicos de Madrid, Juliana Fariña, ‘isanidad’, contra la Organización Médica Colegial, OMC, al asegurar que en ésta existe ‘tráfico de influencias’, al tolerar que haya presidentes de colegios que sean consejeros de empresas privadas que, a su vez, tienen importantes negocios con su colegio. Por cierto, tal medio, que no ofrece dato alguno sobre su pertenencia, fue aprovechado hasta por el presidente de Uniteco para defender las trapacerías de Juliana Fariña contra a su Junta Directiva, con el fin de que en la institución madrileña se hiciera lo que ella quería o lo que le sugerían sus mentores.

Deja un comentario