Rocío Mosquera vuelve a justificar todo lo relacionado con el Nuevo Hospital de Vigo

— 16 Sep, 2015 - 5:56 pm

Rocío Mosquera

Rocío Mosquera

En una intervención ante el Parlamento de Galicia para informar sobre la puesta en marcha del Nuevo Hospital de Vigo después de toda la polémica suscitada en los últimos días, la consejera de Sanidad, Rocío Mosquera, confirmó que la fecha para retomar la última fase está prevista para el próximo lunes, 21 de septiembre. Además de insistir que en el traslado habían primado siempre los criterios técnicos sobre los políticos, Mosquera resaltó que el 75% del traslado se había llevado a cabo sin incidencias mayores y según el calendario previsto, mientras que la última fase se pospuso conforme las recomendaciones del servicio de Medicina Preventiva al no contar con el 100% de los resultados negativos de las analíticas de las unidades críticas. La consejera también señaló que la ratio de camas era superior a promedio autonómico, que la nueva estructura iba a comportar un incremento de la actividad quirúrgica, que el nuevo hospital cuenta con un laboratorio de respuesta hospitalaria que cubre las necesidades de los pacientes hospitalizados en todos los ámbitos, y que, por último,  gracias al modelo de colaboración público privada, el llamado PFI, “se puede disponer de un hospital en el peor escenario económico conocido, con el convencimiento de que con la fórmula tradicional no sería posible; y permite realizarlo en mucho menos tiempo que por el sistema de contratación pública habitual, del que ya teníamos una experiencia muy reciente en Lugo, donde se tardaron más de 10 años”.

 

1 Comentario

  1. JOSE REPULLO says:

    Siempre me ha llamado la atención la comparación de la velocidad de hacer un hospital con dinero ajeno, frente a la de hacerla con dinero propio. Desde la perspectiva de las autoridades políticas y económicas de las CCAA es una bobada, porque si se financiara adecuadamente con fondos públicos de inversión, la mismísima empresa constructora conseguiría la mismísima velocidad de poner ladrillos. Lo que pasa, y lo sabemos de sobra, es que construir un hospital público de gestión directa es un martirio porque racanean la financiación: como dice una amiga mía de Albacete… “es la muerte a escobazos”. Comparemos bien: y en la comparación es donde observamos que el endeudamiento público es mucho más barato que el privado… Pero esto ya da tedio repetirlo…
    Repu

Deja un comentario