Retraso de la maternidad por la crisis económica

La precariedad laboral y la incertidumbre económica están provocando que muchas parejas en edad reproductiva retrasen la decisión de tener un hijo pensando que aún tienen tiempo por delante para plantearse la maternidad. De hecho, en los últimos tres años ha aumentado la edad media de los pacientes que acuden a las clínicas de reproducción asistida, según datos de la clínica Ginefiv, entre los que se destaca que, actualmente, la edad media de las mujeres que visitan una clínica para pedir ayuda es de más de 37 años, cifra superior a la edad recomendada para planear un primer embarazo, que suele ser entre los 28 a los 32 años.

Deja un comentario