Poca vergüenza

— 2 Sep, 2014 - 7:50 pm

Recogemos, porque no tiene desperdicio, el siguiente comentario de Vicente Baos en su blog (http://vicentebaos.blogspot.com.es/): “Las campañas de promoción de los nuevos medicamentos cada vez son más selectivas y buscan tener un gran impacto en los medios de comunicación generales. El paciente es el objetivo: convencerlo de la necesidad de ese nuevo fármaco, incluso si su médico es reticente a recetarlo. Las redes sociales son el nuevo nicho de la influencia. La confianza que los médicos puedan tener en los otros médicos que escribimos en blogs y redes sociales es buscada de manera directa e indirecta.

La manera directa de hacerlo es ésta: preguntarte cuánto cuesta que hables bien de ellos.Realmente asqueroso.Un poquito de ética de estas empresas y de quiénes les contratan sería deseable.

Las malas prácticas de alguna industria farmacéutica no han desaparecido aunque se vea menos.”

3 Comentarios

  1. Juan says:

    Tremendo. Una vez más se ve que el dinero está en la cima de los valores de esta sociedad, en muchos casos. Como la moda de la responsabilidad social corporativa. ¿Cómo se puede ser una empresa socialmente responsable siendo uno de los líderes del sector y, al mismo tiempo, echar a parte de la plantilla a la calle por “los cambios en el entorno y del impacto de las medidas de control de gasto farmacéutico”. La primera medida de responsabilidad social corporativa debería ser la creación de empleo, señores.

  2. vanesa Pérez Hiraldo says:

    Esto es así, para k unos se enrriquezcan a consta de otros. Los grandes siempre se han comido a los pequeños y como no somos gente unida asi nos va. Eso es así pero, si todos vamos a una podremos cambiar algo ya k la unión hace la fuerza.

  3. Mo says:

    Sí, ‘Podemos’ canviar el sistema, sólo hace falta que estemos convencidas de ello y actuemos. Además tenemos oblicación de hacerlo, por nuestra dignidad y por respeto hacia las generaciones futuras.

Deja un comentario