No son sobresueldos, sino complementos variables

En la línea en que nos tiene acostumbrados, de no llamar las cosas por su nombre, como sucede en relación con la privatización de la gestión hospitalaria que la denomina externalización, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid desmintió ‘categóricamente’ que los directivos de los hospitales públicos cobraran sobresueldos, sino complementos variables que, según la consejería, los puede cobrar cualquiera, ‘si se cumplen unos objetivos previamente fijados y publicados’. Lo que ahora conviene saber es cuáles son tales objetivos y dónde están los datos de cumplimiento y, sobre todo, debería darse a conocer la relación de quienes los perciben, así como la de quienes han tenido que devolverlos por no haber cumplido con los objetivos. Lo más curioso de la nota de la Consejería de Sanidad justificando los sobresueldos (complementos variables) es el siguiente párrafo: ‘Dentro de la red de hospitales madrileños -independientemente de que tengan forma de fundación, empresa pública u hospital- trabajan 282 profesionales que ocupan puestos directivos, con diversas responsabilidades (director gerente, director médico, director de gestión, subdirector quirúrgico, subdirector de gestión, director de enfermería y subdirectores de enfermería)… Gracias al trabajo de los equipos directivos, unidos al de los demás profesionales que trabajan en los hospitales públicos, la sanidad madrileña goza de unos elevados índices de calidad y de satisfacción de sus pacientes que la sitúan a la vanguardia del Sistema Nacional de Salud’. Y, sin embargo, quieren acudir a la gestión privada porque dicen que no son rentables. ¿En qué quedamos?

Deja un comentario