Manuel Llombart mezcla una nueva demora en el pago a los farmacéuticos con una reconsideración sobre la distribución de pañales

Una vez más, y suman muchas, los farmacéuticos valencianos se han visto sorprendidos con el anuncio de la consejería de Sanidad de que no tiene dineros para hacer frente a la factura que, de acuerdo con el plan de pagos aprobado por el gobierno de la generalidad, debería haberse hecho efectivo a final de abril. Pues bien, el consejero Llombart ha informado de la falta de liquidez para hacer frente a la factura correspondiente y se comprometió a abonar la mitad de la facturación pendiente antes del 15 de mayo y la otra mitad, antes del 31, incluida la segunda parte de las mensualidades atrasadas (vigésimo cuarta parte de septiembre, octubre y noviembre). Y adelantó que la decisión del Gobierno es abonar el resto de la deuda pendiente con la puesta en marcha del Fondo de Liquidez Autonómica 2013 y el Plan de proveedores, que se hará en el mes de junio. De todos modos, y no se sabe si para endulzar un tanto la situación, Manuel Llombart comunicó su decisión de retomar el asunto del programa Akasa para la distribución de los pañales de incontinencia; es decir, que la consejería no distribuya a su costa los pañales a domicilio y que lo hagan las farmacias. Para pensar.

Deja un comentario