Manifiesto de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) a favor de la libertad de prescripción

Después de haberse manifestado en otros momentos ocasiones sobre el derecho del médico a prescribir el tratamiento, en esta ocasión la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) ha hecho público un manifiesto en que recoge su ‘oposición a la creciente intervención de la Administración en la actividad del facultativo, mediante coacción, prohibición a dispensar o sustitución del fármaco prescrito, entrometiéndose en decisiones que competen a los facultativos, que deben ser los únicos responsables de la prescripción, proporcionando en conciencia y con arreglo a la información científica, lo mejor para el paciente, en cada caso’. Y añade que ‘los avances conseguidos en los últimos años en el terreno científico han permitido un espectacular avance en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la sangre, tanto constitucionales como adquiridas, como las neoplasias hematológicas (leucemias agudas, linfomas, mielomas, síndromes mielodisplásicos o leucemias crónicas). Paradójicamente, estos hechos que deben constituir un extraordinario motivo de satisfacción y un reto para poder seguir avanzando en el objetivo de lograr la curación definitiva de muchas de estas enfermedades, se han constituido en un motivo de preocupación, ante la alarma que produce el creciente consumo de recursos económicos, que precisa el diagnóstico, tratamiento y control a largo plazo de estas enfermedades. Por ello nos oponemos a que se adopten recortes que comprometan la supervivencia, curación y calidad de vida de los pacientes, así como a frenar la investigación y el desarrollo’. Y concluye el manifiesto diciendo: ‘Ni las direcciones médicas, ni los servicios de farmacia tienen derecho a intervenir en la libre prescripción del facultativo, ni en el derecho a la información y libre elección del paciente. Consideramos imprescindible que haya hematólogos en las comisiones que deciden qué fármacos deben estar disponibles y que el paciente sea el centro de las decisiones’.

Deja un comentario