Malestar entre los médicos del H 12 de Octubre con la Dra. Asun Rosado

— 27 Abr, 2015 - 5:28 pm

La doctora Asun Rosado, médico de Atención Primaria en un centro de Salud de Villaverde Alto y una de las adalides por la reforma del Colegio de Médicos de Madrid (Icomem) que propugna la presidenta mentirosa, ha originado un auténtico malestar entre numerosos médicos del Hospital 12 de Octubre a quienes, en un escrito a la subdirectora de continuidad de dicho hospital, los considera con “menor experiencia y formación” que los médicos a Atención Primaria a quienes reenvía el citado escrito. Utilizando los correos de la Mesa de Atención Primaria del Icomem, no duda en descalificar a sus colegas hospitalarios, según se deduce porque saben menos que ella, como se pone de manifiesto en el caso de un paciente que tuvo que atender después de que, anteriormente, hubiera acudido a urgencias del H 12 de Octubre. El escrito, que no faltan quienes consideran que debería pasar a la Comisión Deontológica, es el siguiente:

Carta contra un medico de Asuncion Rosado

6 Comentarios

  1. ARCarrera says:

    Puede generar malestar la forma explícita de la redacción , pero no el fondo , que describe una situación real que ocurre muchas veces . Los médicos que atienden urgencias no vitales son los MIR en periodo de formación , y ellos si tienen menor experiencia , ya que su periodo de formación está en curso . Nadie les puede exigir el 100% de conocimientos y experiencia porque son residentes , pero si como profesionales capaces , que se hagan cargo de sus prescripciones como está consensuado y que estas no recaigan en otros profesionales . Sinceramente creo que se debería trabajar en ello, para el bien de los pacientes y de la profesión. Mejorar la supervisión y la prescripción , evitando consumos innecesarios de antibióticos , de IBPs.., es una tarea de todos , con repercusiones muy positivas en la salud de la población y en la eficiencia del sistema por la que todos trabajamos

  2. Lucia Sanchez says:

    ¡Qué vergüenza! ¿Así se completa la formación?, ¿denunciando? ¿Qué haría Asun si la denunciaran a ella? Lo primero insultar al denunciante y luego escribir una entrada en su blog disfrazando otra vez la verdad. Si no está de acuerdo con el sistema puede irse a la privada y buscarse pacientes. No solo no tiene justificación su carta, tampoco lo tiene que se lo envíe a todos, pero mucho menos que el destinatario sea Gabriela, la subdirectora de seguimiento. En mi opinión debería ir a la deontológica del colegio

  3. Especialista says:

    ARCarrera es la propia Asunción Rosado intentando defenderse a sí misma. Seguro que muchos de los especialistas del hospital 12 de octubre que hayan recibido derivaciones de pacientes de Asunción Rosado no habrán estado de acuerdo con las mismas. Pero seguro que ninguno de ellos la habrá puesto en evidencia delante de los pacientes ni delante de sus compañeros, ni menos hacer públicas dichas críticas a través de un correo enviado a numerosos colegas y mucho menos de manera tan salvaje y cruel. Esta mujer ya es conocida por todos porque en las redes sociales también critica públicamente y de manera continua y agresiva a sus compañeros que asisten a actos de formación organizados por la industria farmacéutica. Solo ella está en posesión de la razón. Eso se llama ACOSO. INTOLERABLE.

    • Arcarrera says:

      Yo tengo entidad propia . No soy Asun Rosado

  4. javier Gonzalez says:

    Efectivamente no pueden tener la misma experiencia porque están ahí para algo, uno no es médico y ya de entrada tiene toda la experiencia del mundo, como no se llega así a ninguna profesión. Lo que me parece lamentable es la soberbia de Asunción Rosado, ¿cómo se puede ser así? Que va por la vida dando leccines y siendo la que más sabe de todo, siempre. Luego en la Asamblea de Compromisarios enseña los papelitos como si eso fuera lo que lo convierte en legal. Igual se le está yendo ya de las manos, eh? Yo me lo haría mirar si estuviera metido en tanta cosa.

  5. Alberto García Sierra says:

    No es bueno que un médico denuncie a otro en ningún foro. Se habla con el profesional con el que se está en desacuerdo y todo debe de solucionarse por las buenas. Tal como plantea el problema la Dra. Asunción Dorado, a mi modo de ver, tiene en una parte razón y en otra carece de ella. Cuando refiere que no debe asumir la medicación pautada por otro médico, pienso que se atiene a verdad, es decir, tiene razón. ¿Cómo explicar que otro profesional asuma con su firma pautas terapéuticas proporcionadas por otro médico? ¿Por qué el médico que atendió al paciente no emitió las correspondientes recetas para iniciar el tratamiento? Además, ¿por qué el paciente sale de un Centro Sanitario atendido por un médico con una pauta de tratamiento y debe, en muchos casos, adelantar de su bolsillo el dinero del coste de la medicación en su totalidad, cuando bien podía ya tener las recetas para retirarlas de la oficina de farmacia correspondiente. Los médicos de atención primaria no son los secretarios de ningún médico que trabaje en ningún hospital, y todo paciente atendido y tratado por un médico hospitalario debe de salir con la medicación ya prescrita en su poder sin depender que otro profesional externo al hospital se la tenga que recetar. En lo que discrepo y mucho con la Dra. Asunción Rosado es en decir que está mejor preparada que los compañeros médicos de cualquier servicio de urgencias, sea hospitalario o extrahospitalario. Que use ese argumento para negarse a recetar por lo que ella no prescribió me parece pueril. No se lo receta porque el profesional de la medicina que lo debe hacer es el que se lo pautó al paciente y punto. Que yo sepa todos los médicos cometemos deslices diagnósticos o terapéuticos en algún momento de nuestras vidas profesionales, por lo que decir que uno es mejor que el resto es de una imprudencia tan alejada de la realidad, que produciría risa sino hubiese una denuncia de por medio descalificando a otros compañeros de hospital. Lo dicho: cada uno que haga las recetas que crea oportunas para curar al paciente que atendió y que de haber discrepancia clínico-terapéutica entre profesionales, mejor hablar las desavenencias cara a cara con un café de por medio y con mucha tranquilidad y sentido común.

Deja un comentario