Los informáticos que trabajan para el SERMAS temen por su futuro y por la viabilidad de algunos proyectos asistenciales

APISCAM, la Asociación que representa los intereses del colectivo del personal informático propio de la sanidad pública madrileña y que realiza sus funciones en las instituciones sanitarias del Servicio Madrileño de Salud, denuncia que la modificación de los Presupuestos aprobada por el gobierno hace unas semanas y que se refrenda en la Asamblea de Madrid ahora incluye una reducción de sueldo general para todos los empleados públicos de la Comunidad de Madrid próxima al 3% y además una reducción adicional del 10% de empleo y sueldo para los empleados temporales, a excepción de los que se encuentren adscritos a “puestos de trabajo vinculados a la prestación de servicios públicos de carácter exclusivamente sanitario, docente o asistencial”. Es decir, que APISCAM teme que a los informáticos del servicio sanitario se les rebaje el sueldo un 13 por ciento. Y se trata de un colectivo en donde predominan los empleados temporales, el 66 por ciento, sin que haya tenido nunca oportunidad de consolidar categorías propias. El trabajo desempeñado por estos profesionales resulta crítico para el funcionamiento básico de muchos centros sanitarios como los hospitales tradicionales, entre los que se encuentran los 5 grandes hospitales públicos, hasta el punto de que una caída de los sistemas informáticos sin nuestra adecuada participación puede llegar a paralizar varios de sus servicios sanitarios. Y la participación de este personal es esencial para que muchos proyectos estratégicos de Sanidad de la Comunidad puedan llevarse finalmente a cabo, como ha sido el caso recientemente por ejemplo de la implantación de la libre elección en Atención Primaria.

Deja un comentario