Los efectos sobre la salud de la reforma laboral

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, FADSP, considera que también hay razones sanitarias para rechazar la reforma laborar puesta en marcha por el Gobierno, dado que supone un riesgo para la salud al modificar el artículo 52.b del Estatuto de los Trabajadores, a fin de permitir el despido por causas objetivas (20 días de indemnización) de aquellos trabajadores que tengan ausencias entre el 20 al 25 por ciento de la jornada laboral, incluyendo en las mismas las bajas por enfermedad común de duración inferior a los 20 días, sin tener en cuenta la tasa de absentismo de las empresa. Está claro que la enfermedad cada vez es peor.

Deja un comentario