La sorpresiva actuación del Colegio de Médicos de Madrid sobre la elección de compromisarios

La decisión de la Junta Directiva del Colegio de Médicos de Madrid, de suspender la elección de nuevos compromisarios, no ha dejado de sorprender pues, se produce después de la denuncia hecha por Guillermo Sierra en contra del modo en que se estaban realizando las votaciones (por correo no certificado), aunque la Junta Directiva atribuye su decisión a fallos de las empresas proveedoras de los sobres, pues no llegaron a todos o no llegaron completos; la verdad es que el fallo, que podría haber provocado la impugnación de la elección, provenía (sobre todo) de que, al informar de la normativa electoral, se obvió indicar que los sobres deberían mandarse certificados y no en mano o sin certificar, como se había detectado. Lo que llama la atención es que la Junta Directiva anuncia la reclamación judicial a las empresas proveedoras por los hechos ocurridos e ignora la responsabilidad de quién no informó adecuadamente a los electores. A no ser que haya dos varas de medir.

Deja un comentario