La política sorpresa del Gobierno de la Comunidad de Madrid

No deja de sorprender que, una vez hecho público el proyecto de reforma de la sanidad pública de Madrid, ningún representante de quienes van a verse afectados por ella (desde los médicos a los pacientes, pasando por los farmacéuticos y los enfermeros) hubiera tenido conocimiento de alguna de las posibles medidas a poner en marcha, lo que lleva a algunos a pensar que los trabajos de diseño del proyecto se fraguaron en la cueva de AliBabá. Lamentable, por más que el presidente del gobierno, Ignacio González, trate de justificar el desaguisado diciendo que no importa que sea funcionario o no quien atienda a los pacientes o que culpe a los pacientes de ser los responsables de lo que les recetan los médicos.  

Deja un comentario