La política cambiante del Gobierno central sobre la tarjeta sanitaria única del SNS

A la hora de valorar el esfuerzo para buscar soluciones a la interoperabilidad de la tarjeta sanitaria en el Sistema Nacional de Salud (SNS), la consejería de Sanidad de Andalucía considera que, de comportar una modificación de los sistemas informáticos existentes en la comunidad, supondría para Andalucía un coste de más de 12 millones de euros, ya que habría que generar más de ocho millones de nuevas tarjetas, así como cambiar los dispositivos de lectura de las mismas, gasto que sería imposible de abordar, a no ser que exista una financiación por parte del Gobierno Central. Además, y según la consejería andaluza, la decisión tomada en el Consejo de Ministros del viernes se contradice en gran medida con la aprobada en el pasado febrero en este mismo seno en relación a la ‘Agenda Digital’, donde se proponía el DNI electrónico como único elemento de identificación polivalente para todos los españoles, y que sería también la vía de acceso a los sistemas sanitarios en sustitución de las tarjetas sanitarias.

Deja un comentario