La OMC no oculta su malestar con el senador Lertxundi

A juzgar por la nota difundida por la Organización Médica Colegial (OMC), después de haber repensado la intervención del portavoz de Sanidad del PSOE en el Senado, Roberto Lertxundi, no cabe la menor duda de que la intervención del senador no fue afortunada, sobre todo por las descalificaciones que hizo de la OMC por no estar de acuerdo con el informe técnico que había elaborado sobre la píldora del día siguiente, en respuesta a la solicitud de la ministra de Sanidad. Y es que Lertxundi, en su desacuerdo con el informe, llegó a calificar a la OMC de “gremial” y “no científica”. No se admite lo de gremial, por el carácter despectivo con que lo utiliza; en cuando a que la OMC no es una organización científica”, muestra desconocimiento de los fines esenciales que le otorga la Ley, algo incomprensible en un legislador. En fin, que una postura se defiende con argumentos y no con insultos.

Deja un comentario