La ministra Mato cambia de lenguaje

Parece que Ana Mato ha decidido rectificar su lenguaje inicial sobre la violencia de género después de que, en sus primeras intervenciones para condenar las primeras muertes que tuvo que valorar al frente del Ministerio al que, entre otros cometidos, se le ha encomendado afrontar un problema que casi a diario pone un muerto sobre la actualidad. Llamó la atención que, en sus primeras condenas, la ministra tratara de poner el énfasis sobre la que calificó de ‘violencia familiar’ o ‘violencia en el entorno familiar’, lo que provocó un rechazo casi generalizado; de ahí que, a partir de entonces, haya decidido recurrir a denominarla ‘violencia de género’. Todo indica que la referencia a la violencia familiar no cuadraba mucho con la defensa encendida de la familia que hizo en su discurso de presentación.

Deja un comentario