La ley del tabaco funciona

El diario ‘El País’ se ha hecho eco de un estudio dirigido por el Instituto Municipal de Investigaciones Médicas de Barcelona, uno de los centros de referencia en salud pública ambiental, en el que se constata que las muertes por infarto de miocardio se han reducido en un 11% desde la entrada en vigor de la primera ley de tabaco, en 2006. La existencia de un registro previo de infartos en Girona ha permitido comparar las muertes producidas en los tres años posteriores a la ley -un total de 3.703- con los tres anteriores, y el resultado, publicado en la revista Plos One,es espectacular. En el grupo de edad de 65 a 74 años la reducción llega al 18%. Es decir, que las protestas de la entonces oposición contra la ley sólo eran ganas de fastidiar. Y, como siempre, sin ningún dato que contrastara su posición.

Deja un comentario