La inmoralidad entra en la vacunación antigripal

Mientras la consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana, liderada por Manuel Llombart, no para de recortar en prestación farmacéutica, para lo que no duda en saltarse la legislación vigente sobre dispensación, resulta que, en el caso de la vacunación antigripal, hay que gastar no sólo las vacunas adquiridas, sino que se incentivará a los médicos que más vacunen. Se diría que en el caso la vacunación está permitido todo, hasta saltarse la moralidad.

Deja un comentario