La expedición de recetas no es un servicio administrativo

ADECES (Asociación Por Derechos Civiles, Económicos y Sociales) espera que el Tribunal Constitucional (TC) anule definitivamente, y cuanto antes, el euro por receta, que ha quedado suspendido de forma cautelar en Cataluña y que también se suspenderá en Madrid, cuando el TC admita el recurso de inconstitucionalidad del Gobierno. Y es que, a juicio de ADECES, no hay un servicio administrativo consistente en la expedición de recetas, pues los pacientes no solicitan un servicio de recetas, sino que solicitan la atención médica del Sistema Nacional de Salud. Y las tasas son por un servicio. De ahí, insiste la asociación, pretender cobrar una tasa por emitir una receta que el paciente solicita, es tanto como dar carta de naturaleza a la automedicación.

 

Deja un comentario