La estrategia que le costó el escaño a Tomás Gómez

— 28 Ene, 2014 - 7:32 pm

image__gomez_tomas_2_5222123158369910744En círculos informados se asegura que la decisión de Tomás Gómez, el secretario general de los socialistas madrileños, de plantear la recusación del presidente de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJM, Gerardo Martínez Tristán, fue decisiva para la demora del plan B que había diseñado la Consejería de Sanidad de Madrid a fin de sacar adelante su proyecto de privatización hospitalaria. Y es que, según nuestros interlocutores, desde el mes de septiembre Lasquetty había frenado las demandas de las empresas adjudicatarias, reclamando la devolución de las fianzas como consecuencia de la paralización del proceso de adjudicación, para lo que les prometió que el proyecto iba a seguir adelante, en la  confianza de que Martínez Tristán convocara el Pleno de la Sala bajo su presidencia para ver el conjunto de los recursos, La recusación del magistrado demoró su pretensión y, cuando se convocó el Pleno de la Sala,  Martínez Tristán ya no era su presidente. Y tampoco era senador Tomás Gómez, que renunció a su escaño en disconformidad con la no recusación del magistrado.

Deja un comentario