La dieta mediterránea, también en verano

Desde la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria (HUNSC), se recuerda que tomar una dieta variada normocalórica y la práctica de ejercicio físico, junto con una buena hidratación, permitirá disfrutar saludablemente de las vacaciones. Si en verano no se modera el consumo de productos hipercalóricos como helados, bebidas alcohólicas, platos precocinados o elaborados con gran contenido en grasa como ‘fast food o comida rápida’, ni tampoco se combina con actividad física, con facilidad se ganará peso si se acumula un exceso de kilocalorías diario. Por ello, la dieta más adecuada en verano es la dieta mediterránea haciendo un mayor hincapié en la hidratación para cubrir las necesidades extras del organismo debido al calor y las altas temperaturas, y más si se realiza ejercicio físico.

Deja un comentario