La Asamblea de Compromisarios del Colegio de Médicos de Madrid, a puerta cerrada

El lunes 14, un día antes de esta delegación de poderes, la presidenta Fariña, en un acto propio de una dictadura, había decidido, en un escrito a la Secretaria General del Colegio y al resto del personal con funciones, que a la Asamblea de Compromisarios convocada para el día 17 de noviembre sólo tengan acceso los compromisarios debidamente acreditados, y a quienes ella expresamente haya invitado, y no se dará paso a ninguna otra persona, ‘salvo autorización expresa y escrita por esta presidencia. Esta prohibición de acceso impide el paso a cualquier medio de comunicación o periodista’. Para cumplir sus órdenes, se contratará a 10 agentes de seguridad privada.

Deja un comentario