El Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) facilita el negocio de SEDISA

— 29 Sep, 2016 - 6:53 pm

SermasEn un planteamiento nada claro, pues la falta de transparencia ha sido total, el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) ha dado el visto bueno a un programa de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) para la formación en gestión de pacientes en el sistema público a cuyos participantes (previo pago de 3.000 euros) se les promete, prácticamente, la colocación en la sanidad pública madrileña, sin necesidad de pasar por oposición pública alguna. Textualmente, el programa dice: “Elaborado para candidatos sin o con corta experiencia en el campo de la Gestión de Pacientes con el objetivo de poder seleccionar de entre los mejores profesionales para ser integrados en los Servicios de Admisión y Documentación Clínica ante la necesidad de sustitución y contratación en los Hospitales del Servicio Madrileño de Salud”. Uno de los directores del curso sobre el Programa Avanzado de Gestión de Pacientes en el Sistema Público (PAGESPA) es César Pascual, director general de Coordinación de Asistencia Sanitaria del SERMAS, que trató de justificar el programa en una reciente comparecencia ante la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid, asegurando que no había conflicto de intereses, pese a ser directivo de SEDISA, al tiempo que aseguró que no se trataba de un curso trampolín para los paniaguados de la sociedad científica, aunque sí reconoció que debía cambiarse el folleto; es decir, que ‘cantaba’ mucho el negocio de su sociedad científica. A la vista de esto, se desconoce hacia dónde mira el consejero de Sanidad, si es que se enteró de algo.

1 Comentario

  1. JOSE REPULLO says:

    Soy contrario a que las sociedades científicas se conviertan en proveedoras de formación reglada; otra cosa es que sus congresos y actividades tengan acreditación de formación continuada del SNS. Son las Universidades y entidades de formación de postgrado especializadas las que deben asumir la tarea de formar. En SESPAS esto lo discutimos hace mucho tiempo; además hay conflicto de interés, ya que los miembros de las sociedades científicas pueden ser también miembros de universidades o escuelas que desarrollan programas de formación.

    En este charco no debería meterse SEDISA si quiere llegar a ser el núcleo organizativo del conocimiento en función directiva y gestora sanitaria.

    Y la Consejería de Salud de Madrid debería mirar atrás y replantearse si el cierre del CUSP (Centro Universitario en Salud Pública) y la liquidación de la Agencia Laín Entralgo no fueron errores lamentables que hoy la sitúan en una debilidad formativa patética. ¿No era de sabios rectificar?… ¿o acaso de sabios es montar cursos ad-hoc para el empleo?

Deja un comentario