El Servicio Cántabro de Salud adecenta la entrada a uno de sus centros de salud

El Servicio Cántabro de Salud ha retirado la alta vegetación existente en la fachada principal del Centro de Salud Castilla-Hermida, en Santander, como primer paso de un proyecto de mejora de la accesibilidad, la seguridad y la salubridad de las instalaciones. Los árboles y plantas, en los que se acumulaba basura y enseres, y que en ocasiones han llegado a producir problemas dermatológicos a los usuarios y profesionales, serán sustituidos por césped. La retirada de la vegetación forma parte de un proyecto de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales del Gobierno de Cantabria que incluye la construcción de un muro en la parte posterior, junto a la rampa peatonal ubicada sobre las vías del tren, y la mejora de las verjas que rodean el recinto sanitario para evitar el acceso cuando el centro de salud está cerrado.

Deja un comentario