El miedo a engordar disuade de los tratamientos antitabaco

Los neumólogos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica consideran que “el aumento de peso al dejar de fumar es un riesgo leve para la salud en comparación con los riesgos que supone seguir fumando”. Por eso recomiendan iniciar primero el tratamiento anti tabáquico y una vez haya logrado dejar de fumar, si es necesario, llevar a cabo un tratamiento nutricional para bajar peso. En este sentido recuerdan que el tabaquismo activo causa 53.000 muertes anuales en España y el tabaquismo pasivo más de 3.200 muertes, lo que representa que en España mueren cada día 145 personas como consecuencia del tabaco, siendo el tabaquismo la primera causa evitable de muerte en nuestro país. Además la adicción al tabaco facilita el desarrollo de enfermedades respiratorias graves como EPOC y cáncer de pulmón.

Deja un comentario