El humo del tabaco agrava los síntomas alérgicos

En su actuación contra el hábito de fumar, Pfizer, que considera que hay un remedio farmacológico para conseguirlo, con motivo de la proliferación de alergias con la llegada de las floraciones primaverales ha difundido una nota en la que, después de referirse a la conocida utilidad de los antihistamínicos, los antialérgicos y las vacunas preventivas para paliar los efectos de los alergenos, asegura que existe una fórmula menos conocida y más económicas para ayudar a muchas personas a superar tales molestinas: dejar de fumar. Y es que, según dice, el tabaco contiene sustancias químicas que irritan las mucosas respiratorias y provocan una mayor exposición de éstas a los alergenos. 

Deja un comentario