El gerente del H Ramón y Cajal actúa al estilo Lasquetty: recorta camas y personal sin dar explicaciones

El estilo Lasquetty se está imponiendo en las actuaciones de sus peones políticos en los cargos de gestión asistencial, tal como se deduce de la información que, desde la Sección Sindical de CCOO, se nos facilita sobre el Hospital Ramón y Cajal: el gerente del centro, Javier Maldonado, y la Directora de Enfermería, Esther Rey, han decidido unificar las UVIs quirúrgicas y las unidades de cuidados intermedios (Reanimaciones, despertares…) del hospital, con fecha prevista del 30 de junio. Esta decisión supone una pérdida efectiva de camas de pacientes críticos en el hospital, cuando la ocupación durante los últimos años refleja una mayor necesidad de estas camas que alcanza la cifra de 215 camas más al año en una evolución del 2010 al 2013, según datos del propio hospital. Esta decisión, dice el sindicato, supone una clara ruptura del funcionamiento habitual en la atención y los cuidados de estos pacientes, mezclando perfiles de habituación y competencia de los profesionales que pueden constituir riesgo para los pacientes. La medida supone disminuir la plantilla real que cuida a estos pacientes de 161 actuales (108 Enfermeras y 53 Auxiliares de Enfermería) a 99 (68 Enfermeras y 31 Auxiliares de Enfermería), con la perdida de 62 profesionales con experiencia contrastada en esta área de la asistencia sanitaria. Desde hace un mes, la dirección no ha dado más que datos parciales que sólo intentan justificar la medida, sin haber detallado los perfiles de criticidad de los pacientes, ni los ratios de atención adecuados para estos enfermos. Aunque los sindicatos han solicitado más y mejor información, hasta hoy la dirección se la ha negado.

Deja un comentario