El director general del Colegio de Médicos de Madrid no fue nombrado a dedo

Desde el Colegio de Médicos de Madrid (Icomem) se nos asegura que el nombramiento de Antonio Mora como director general (por 150.000 euros al año) no fue un nombramiento a dedo de la presidenta, como comentó Acta Sanitaria en su edición de ayer, sino que fue acordado por unanimidad de la Comisión Permanente de la Junta Directiva y ratificado, también por unanimidad, por el Pleno de la citada junta. Asimismo, se nos asegura que el citado Mora fue removido de su cargo de director general siguiendo el mandato de la Asamblea de Compromisarios y se le redujo la retribución para equipararla a la de un jefe de servicio. (Esta remoción del cargo se produjo seis meses más tarde de que se hubiera pronunciado la asamblea de compromisarios y después de no se sabe qué trapicheo, pues Mora había demandado al Colegio por despido improcedente, demanda que retiró dos días antes de que la demanda debía verse en el Juzgado de lo Social.)

Deja un comentario