El Defensor del Pueblo sigue preocupado por la universalidad y la gratuidad de la sanidad pública

En una especie de avance de sus actuaciones en 2011, la institución del Defensor del Pueblo, presidida en funciones por María Luisa Cava de Llano, insiste sobre la que ha sido una de sus preocupaciones desde que se puso en marcha la institución: la universalidad y la gratuidad del sistema sanitario público y muestra una cierta confianza en que las cosas cambien con la Ley General de Salud Pública, que entró en vigor el 1 de enero. Por otro lado, también muestra su preocupación por los problemas que, en asistencia y farmacia, le han hecho llegar los desplazados a otras comunidad autónomas y anuncia que, en el seno del Consejo Interterritorial, se ha creado un grupo de trabajo específico que va a elaborar un documento de consenso para resolver los problemas que se están registrando en este campo.

Deja un comentario