El Defensor del Pueblo cuenta una historia de sanidad porque no lo van hacer sus protagonistas

— 18 Jul, 2016 - 6:01 pm

San Juan de DiosEste lunes, 18 de julio, en la página del Defensor del Pueblo se publica una historia que, por lo que tiene de humano, recogemos textualmente: “La historia es la siguiente. Una pequeña siria de una familia de refugiados en Jordania necesita una operación craneofacial muy compleja y delicada. En Jordania los médicos, tras la evaluación necesaria, no se atreven a semejante intervención. Empieza entonces, marzo 2016, la búsqueda de un hospital y unos médicos que acepten a esta pequeña paciente. Se conecta con seis hospitales europeos que podrían realizar la operación pero ninguno lo haría de forma gratuita. Y entonces aparece en escena el hospital de San Juan de Dios de Barcelona que lo acepta plenamente.

La segunda parte de la historia empieza al plantearse la salida de la familia hacia España. La madre y la pequeña podrían obtener visados pero el padre y los otros tres hermanos, no. Es en ese momento, cuando la institución del Defensor del Pueblo, que ha tenido conocimiento de toda la historia, pide ayuda a la embajada de España en Jordania y esta proporciona los visados para la familia completa. Y el día 13 de julio la familia llega a Barcelona, vía Madrid, pues otras capitales europeas no les han permitido ni el tránsito. En Barcelona, Cáritas y la fundación Joubert se hacen cargo de ellos y el ayuntamiento de Barcelona también colabora.

Esta es una historia, sólo una, de una familia de refugiados sirios que pasa por la angustia de tener que abandonar su país y hacerlo con una niña en una situación muy dramática. Han sido muchas las personas que han intervenido hasta alcanzar la llegada de la familia pero nada se hubiera logrado si el hospital de San Juan de Dios no se hubiera ofrecido para la operación.

Seguramente ni la orden ni el propio hospital contarán esta historia que desde un despacho de abogados norteamericano y otro español, de manera altruista, ha movilizado a tantas personas; que ha requerido de la opinión de especialistas de diversos países, del Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, de la embajada de España…y de tantos otros. Desde estas páginas del Defensor del Pueblo queremos dar las gracias a todas aquellas personas que se han interesado por esta pequeña siria, a los médicos, y muy especialmente a la orden de San Juan de Dios. Y desearles, como en tantas otras actuaciones suyas, que su generosidad se vea recompensada con el éxito de la operación”.

1 Comentario

  1. JUAN COUCE says:

    los milagros existen! gracias a todos pero especialmente al valedor del pueblo.

Deja un comentario