El dato que falta del gasto farmacéutico: las recetas prescritas no dispensadas

En los últimos meses el Ministerio de Sanidad, al informar sobre la evolución del gasto farmacéutico público a través de oficinas de farmacia, muestra su satisfacción porque, según dice, se ha conseguido el objetivo de que los pacientes no acumulen medicamentos en casa, interpretación que se deriva del número de recetas dispensadas con cargo a fondos públicos, cuyo número ha decrecido como consecuencia del copago. Sin embargo, falta un nuevo estudio, a fin de saber si el descenso de recetas dispensadas (17 millones menos en marzo último con respecto al mismo mes de 2012) coincide con el de las prescritas o sí, de estas últimas, muchas se quedaron en los cajones de las casas por no poder hacer frente a su importe. Se trata de un trabajo fácil de hacer, no sea que el botiquín doméstico vaya a ser sustituido por el cajón de las recetas no utilizadas.

Deja un comentario